3 tips para empezar tu vida crediticia a mediados de los veintes

Actualizado el 19 de Noviembre 2015
Que seas joven no tiene que significar que seas inexperto en finanzas.
3 tips para empezar tu vida crediticia a mediados de los veintes

A la hora de hablar del manejo del dinero, casi siempre son los jóvenes quienes salen perdiendo. La casi inexistente cultura de ahorro y prevención de algunos, los hace una víctima fácil de las compras por impulso y otros gastos que los dejan en la quiebra antes de tiempo.

Pero esto no tiene por qué ser así. La clave para iniciar una vida crediticia saludable es la información y a continuación te damos tres tips para que comiences a relacionarte con el crédito de una manera que sume y no que reste.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Tarjetas de Crédito

Interbank

Claro Visa Clasica

desde 19.42% TEA

BENEFICIOS:Acumula puntos Claro para canjear descuentos en equipos, minutos y SMS gratis

Banco BBVA S.A.

VISA Clásica 0

desde 85.00% TEA

BENEFICIOS:Pago sin intereses en establecimientos comerciales

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

1. Abre una cuenta de ahorros y guarda una cantidad fija mensual

La primera y más importante verdad que debes asumir es que el ahorro es lo mejor que puede pasarte. Tu meta debe ser ahorrar lo suficiente como para vivir seis meses sin trabajo y para eso debes proponerte guardar una cantidad fija todos los meses y abrir una cuenta que te pague buenos intereses.

2. Saca una tarjeta que venga acompañada de reglas

El principal error de muchos es creer que la tarjeta es sinónimo de miles de promociones y gastos ilimitados. Adquirir una tarjeta será bueno para iniciar tu vida crediticia, siempre y cuando venga acompañada de ciertas reglas: No gastes más del 30% de la línea de crédito (que al principio será pequeña), no la uses para compras que no podrás pagar en dos cuotas y no retires dinero de ella.

De igual manera, al elegir la tarjeta que te convenga tienes que buscar una que te otorgue algo a cambio de usar tu crédito (puntos, descuentos, promociones, etc.). Para ver qué te ofrece cada tarjeta y solicitar la que más beneficios tenga, puedes utilizar el comparador de tarjetas de Comparabien.

3. Infórmate sobre inversiones

¿Quién dijo que los jóvenes no pueden invertir? Una vez que tus ahorros hayan alcanzado una cantidad considerable, separa un monto pequeño (digamos 100 dólares) para realizar tu primera inversión e ir familiarizándote con el mundo financiero. Verás que con práctica puedes obtener buenas ganancias.

No tienes que esperar para convertirte en un buen administrador de tu dinero y crédito. Empieza desde ahora.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.