5 secretos que debes saber para pagar menos intereses en un crédito hipotecario

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 08/09/2019 - 10:32
¡Ahorrar al comprar una vivienda sí es posible! Te contamos cinco formas para lograr reducir los intereses de tu crédito hipotecario.

¿A quién no le gusta pagar menos? Ahorrar algo de dinero siempre es bien recibido, ya que este puede ser utilizado para pagar deudas, comprar algo que hacía falta en casa o simplemente no estar tan ajustados durante el mes. Teniendo en cuenta todo esto, sin duda estarás contento de saber que te traemos algunas formas en las que podrás ahorrar en el pago de tu crédito hipotecario.

Ya sea que estés ahorita pagando tu hipoteca o que tengas planeado solicitarla en estos meses, estos tips serán de gran ayuda porque te mostrarán qué herramientas o tácticas usar para que los intereses a pagar, se reduzcan. Y es que en un crédito de largo plazo como lo es el de vivienda (cancelarlo suele tomar más de una década), algún pequeño cambio en la tasa tiene una repercusión nada despreciable y se traduce en el ahorro de una buena cantidad de soles.

Entonces, ¿qué es lo que puedes hacer para generar un ahorro en el pago de tu crédito? Tranquilo, porque no se trata de ningún truco de magia o acto extremo. ¡Toma nota!
 
1. Buscar una compra de deuda
¿Una compra de qué? ¡Una compra de deuda! Así es. Esto implica trasladar tu deuda hipotecaria a otro banco. ¿Cómo puede ayudarte a pagar menos intereses? Algo que debes tener en cuenta es que el mercado cambia constantemente y las tasas que fueron las mejores hace seis meses, es probable que fueran mejoradas por otras entidades. Entonces, si eres un buen cliente y has realizado pagos a tiempo, cualquier entidad financiera estaría feliz de trasladar tu hipoteca bajo sus alas.

Esto te permitirá negociar una nueva tasa de interés, lo que tendrá como consecuencia el ahorro de dinero que estamos buscando. ¿Existe un límite de veces que puedes hacerlo? No, eso queda totalmente a conciencia del usuario, pero siempre es recomendable evaluar qué te ofrecen e incluso darle la oportunidad a tu banco actual de responder, pues a veces suelen sorprenderte con incluso un mejor trato.

2. Adquirir los seguros por fuera del banco
Los créditos de vivienda vienen con algunos seguros que son obligatorios, sin embargo, no es determinado que sí o sí debas tenerlos con la entidad financiera que lo emite. Puedes consultar acerca de opciones externas que puedan resultar más baratas, esto también tendrá efecto en la cuota y los intereses a pagar. La recomendación es que antes de realizar cualquier acción, realices los cálculos con cuidado para así tener los números reales y estar seguro de que no implicará un gasto adicional.

3. Suspender los envíos de estados de cuenta
Los envíos de tu estado de cuenta también representan una inversión extra que puede ser reducida. Entonces, cambiar de tener el reporte en físico a recibirlo en tu correo electrónico no solo es más cómodo porque podrás consultar la información desde tu celular o laptop, sino que te permitirá reducir el gasto.

4. Reducir el plazo del crédito
Una forma adicional de reducir intereses tiene que ver con la reducción del plazo del crédito. Si lo financiaste a 20 años, quiere decir que pagarás 20 años de intereses. Mientras menos tiempo tengas el crédito, pagarás una cantidad menor. Por supuesto, esto ocasiona que la cuota mensual se eleve, por lo que es necesario encontrar un equilibrio.

Vale la pena revisar este punto porque en todos los años que dura el crédito es muy probable que tus condiciones laborales o financieras cambien, sobre todo para mejor, lo que te permitirá estar en condiciones de realizar pagos mayores y así tener todo lo necesario para reducir el plazo de tu crédito.

5. Mantener un buen historial crediticio
Si bien esto es bueno al solicitar cualquier tipo de crédito, también te puede ayudar a reducir los intereses de tu hipoteca. El banco toma en cuenta tu perfil financiero al asignar las tasas de interés; entonces, si estás por solicitar uno y presentas un buen comportamiento, esto ayudará a que las condiciones que te ofrezcan sean todavía más atractivas.

Si ya tienes un crédito, ¡tranquilo! Porque aún puedes aprovechar este punto, ya que, al momento de solicitar una compra de deuda o traspaso de tu crédito a otra entidad, tendrán que evaluar tu perfil. Muchas cosas cambian en el paso del tiempo y trabajar por mejorar tu historial financiero es algo que sin duda te ayudará a generar un ahorro con tu crédito de vivienda.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios