Finanzas Navideñas

Enviado el Mié, 20/11/2013 - 13:53
Laura nos enseña a planificar nuestras compras navideñas para ahorrar en nuestras cuentas de una manera muy facil
Finanzas Navideñas

En Navidad, las emociones toman protagonismo y prácticamente son las que direccionan nuestras decisiones de compra: queremos demostrarle el más profundo cariño a nuestros padres, hermanos, esposos, novios, hijos, amigos y a quienes, a pesar de no tener un fuerte lazo de fraternidad, han marcado nuestro año con su servicio y colaboración.

Y es precisamente esta demostración la que muchas veces nos lleva a una sobrecarga financiera que, combinada con el estrés propio de estas fechas, consiguen aguarnos la fiesta.

Para proteger nuestro bolsillo, disfrutar de la verdadera esencia de la nochebuena y regalarnos la tranquilidad financiera que tanto anhelamos, es muy importante poner en práctica estas recomendaciones al momento de invertir en:

  1. ADORNOS NAVIDEÑOS
  2. La decoración en navidad es muy importante pero no debe exceder nuestro presupuesto ni poner en riesgo nuestro bolsillo.
    Si usted va a comprar un Árbol de Navidad, asegúrese del material con el que fue fabricado para que pueda utilizarlo durante muchos años y no necesite reemplazarlo tan pronto. En cuanto a los arreglos (coronas navideñas, decoración para el árbol de navidad, instalaciones de luces, pesebre, manteles, entre otros), realice un inventario de aquellos que tenga de años anteriores y verifique si están en buen estado; de ser así, reutilícelos para evitar incurrir en gastos que puedan resultar innecesarios y utilice este dinero en algo que considere más apremiante.

  3. CENA DE NOCHEBUENA
  4. Las delicias de la temporada están a la orden del día y no escatimamos en gastos. Nos emociona deleitarnos con la buena mesa durante estas festividades, sin embargo no podemos permitir que esto termine en un molesto sinsabor financiero.

    Si usted tiene planeado ser el anfitrión de algún banquete tenga en cuenta lo siguiente: diseñe con tiempo el menú que desea ofrecer y compre los productos anticipadamente, ya que en los días cercanos a la navidad y al año nuevo los precios tienden a aumentar considerablemente; compare los precios de los productos que necesita y opte en algunos casos por comprar promociones o marcas blancas que ofrecen precios muy por debajo de aquellas marcas que son más conocidas; decídase por menús que no tengan ingredientes tan costosos y va a darse cuenta que no necesariamente un plato es más rico porque sus ingredientes son más caros y ,por último, si va a ofrecer licor asegúrese de que la calidad sea proporcional a su presupuesto pero no exponga su salud: lo más importante no es la marca, lo más importante es que el licor cumpla con los requerimientos sanitarios y por supuesto que el precio esté al alcance de sus posibilidades.

  5. ROPA Y CALZADO
  6. “Estrenar” es la palabra clave durante el mes de diciembre. La ropa y el calzado nos ayudan a fortalecer, de alguna forma, nuestra imagen ante el mundo. Normalmente adquirir este tipo de productos responde a un deseo impulsivo y no siempre es compatible con una buena compra, así que es muy importante identificar lo que necesitamos y adquirir solamente esto para no endeudarnos innecesariamente. Antes de comprar, pregúntese por el uso que pretende darle a los zapatos o a la ropa, es decir, si es para el uso diario, un evento especial, para los días de descanso, y después, evalúe si justifica gastar el dinero que cuesta.

  7. JUGUETES
  8. Los regalos más acostumbrados en Navidad son los juguetes. Hacer feliz a un niño con un juguete es maravilloso, pero debemos tener en cuenta que el mejor juguete no es el más caro sino aquel que se ajuste a la edad y madurez de quien lo va a recibir. ¡Es recomendable no dejarse llevar solamente por el precio o la marca!

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.