Lo que nadie te dijo sobre depositar tu grati en un DPF este año

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 03/07/2019 - 10:09
¿Te pagaron la grati y esta vez no quieres gastártela? Si un depósito a plazo fijo es tu opción, hay algunos puntos que debes tener en cuenta para obtener más ganancias.

Año tras año, el pago de la grati parece ser el tema que más alegra a los peruanos en julio. Y es que para nadie es despreciable recibir un sueldo extra en este mes, y tener la oportunidad de realizar algunos gastos adicionales, cancelar deudas o aumentar el fondo de ahorro. Sobre este último punto, hay muchos que cada vez más se animan a hacer que su grati contribuya a su fondo de emergencia o incluso, sea el primer depósito.

Y aunque piensen que se trata solo de tomar la decisión de ahorrar y que cualquier opción estaría bien, hay algunos puntos que se pueden considerar para lograr que tu grati continúe creciendo y te dé más ganancias de las que piensas. Entre ellas, destacan los depósitos a plazo fijo.

Los depósitos a plazo fijo
Una de las opciones más atractivas y seguras de inversión son los DPF (Depósitos a Plazo Fijo), ya que tienen tasas de interés más altas. ¿Qué significa esto? Por depositar tu gratificación en uno, recibirás intereses una vez que se cumpla el plazo elegido. Estos intereses hacen que tu gratificación continúe creciendo, es decir, tus ahorros aumentan.

Si te preguntas por qué elegir un DPF en lugar de una cuenta de ahorros, es porque estos tienen una tasa de interés más alta, por lo que tus ganancias serán mayores. Si depositas 3 mil soles en un plazo de un año, con una tasa de interés de 7%, obtendrás 210 soles de ganancia. En una cuenta de ahorros, podrías obtener una tasa de 3% o 4%, lo que se traduce en una ganancia menor.

¿Qué es lo que no podrás hacer?
Lo que debes tener en cuenta es que, al elegir un DPF, debes escoger un plazo de tiempo determinado en el que no retirarás el dinero. Por ejemplo, tres meses, seis meses, un año, o más. Al asumir ese compromiso, debes respetarlo para así poder obtener las ganancias. Por eso es importante que tengas presente que no podrás gastar el dinero en alguna compra o viaje, hasta que se cumpla el tiempo pactado.

Si eres de los que tiene problemas ahorrando porque quieres gastarte el dinero y cedes ante la tentación, los DPF son una gran opción pues para retirar el efectivo deberás cancelar el contrato y pensarás dos veces antes de hacerlo.

No se trata de escoger cualquiera
Como con cualquier producto financiero, en los depósitos a plazo fijo también hay varias opciones. Los ofrecen los bancos, las financieras, las cajas, entre otros. Entonces, no se trata de elegir el logo más bonito o el nombre que más te guste, debes mirar algunos puntos básicos, entre ellos, la tasa de interés.

Algo que usualmente confunde a las personas es ver una publicidad con una tasa de interés sumamente alta, pero al momento de abrir el DPF, ven que eso número no se aplica a sus ahorros. Es clave verificar cuáles son los montos mínimos para que se apliquen las tasas de interés. La tasa de interés también varía dependiendo de la entidad que la ofrece. Normalmente, las cajas suelen tener una más alta que los bancos, debido a que su público no es tan masivo.

¿Cómo obtener una tasa más alta?
Algo para considerar es que este producto funciona mejor a largo plazo y las tasas de interés también suelen modificarse teniendo en cuenta ese aspecto. Entonces, si te ofrecen cierto número por un plazo de seis meses, la tasa aumentará si decides colocarlo en un plazo de un año.

Sin embargo, no te comprometas a un plazo demasiado largo, ya que podrías terminar queriendo retirar el dinero antes de tiempo. Un plazo aconsejable es el de un año o año y medio. Si la experiencia resulta positiva para ti, siempre puedes renovarlo y adquirir otro DPF, ya sea con la misma entidad o con otra que te ofrezca una tasa de interés mayor en ese momento.

Para evitar problemas
Para evitar inconvenientes con el dinero, asegúrate de que ese monto esté disponible para ahorrar; es decir, no utilices un monto que ya estaba destinado para cancelar algunas obligaciones o realizar alguna compra importante de casa. Si habías comprometido tu gratificación con el pago de deudas, no dejes de hacerlo por abrir un DPF, ya que podrías ocasionar problemas al alterar tu presupuesto.

No lo olvides, si quieres comparar alternativas para encontrar el DPF adecuado para tu perfil, utiliza el comparador de Comparabien.com.pe. Cuando menos lo pienses, con un DPF descubrirás la importancia de la inversión y lo emocionante de generar ganancias.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios