Lo que nadie te dijo sobre pedir un préstamo personal en verano

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 17/01/2020 - 10:18
¿Iniciarás el año pidiendo un crédito? Hay algunos puntos clave que puedes considerar para sacarle provecho al dinero y no hundirte en más deudas de las que necesitas.

Si una de las primeras cosas que tienes pensadas para este año es cumplir con algunos objetivos que trazaste, quizás veas que será necesario obtener algo de apoyo financiero. Y para resolver esa necesidad están los préstamos personales. ¿Será especial solicitar un crédito en verano? Te damos algunas ideas que te serán útiles al momento de decidir.

Uno de los primeros puntos a analizar es el uso que le darás al crédito. Algunos de los casos más comunes para pedir un préstamo personal en verano son los siguientes:

 Para unificar deudas
Si en las fiestas navideñas y celebraciones de año nuevo, terminaste gastando más de lo que debías, una forma de unir deudas es a través de un préstamo personal. La idea es que al unificarlas, ahorres en los seguros, estados de cuenta y otras comisiones, enfocándote en el pago de un solo crédito.

Esto también te ayuda porque solo tienes que recordar una fecha de pago, en lugar de varias de tarjetas y otros créditos; sin embargo, hay que tener mucho cuidado, ya que algunos terminan gastando el dinero en otra cosa, en lugar de usarlo para pagar las deudas.

 Para empezar a cumplir una meta de año nuevo
Si una de tus metas requiere de cierta inversión y tus ahorros no son suficientes, solicitar un crédito puede ser la solución. Lo ideal es que elabores un plan de pago y seas consciente de cuánto te conviene pedir, para evitar deudas innecesarias.

 Para un viaje de verano
Muchas familias aprovechan las vacaciones de los hijos y emprenden algún viaje de verano. Dependiendo del lugar que elijan, algunas veces requiere de una inversión mayor y se considera pedir un préstamo para cubrir los gastos.

En este caso también es recomendable que el plazo para devolver el dinero no sea muy extenso, ya que la idea no es que llegue diciembre y todavía se encuentren pagando por las vacaciones anteriores.

 Para pagar por tu boda
Algunas parejas sueñan con una boda de verano y buscan el financiamiento a través de un préstamo personal. En este caso, lo mejor es sincerar las expectativas de ambos novios, para pedir solo lo que puedan pagar y no más, de manera que no inician su vida de casados con una deuda interminable.

Préstamo bueno, bonito y barato
En definitiva, todos están buscando un préstamo personal barato y fácil de adquirir. Pero ¿dónde buscarlo? ¿Hay alguna entidad mágica que se encargue de darlos? Algunos puntos que puedes tener en cuenta para encontrar un crédito que cueste más barato son los siguientes:

1. Entender que el costo del crédito se expresa en la TCEA.
Si bien la tasa de interés es importante, también debes mirar otros puntos como los seguros y comisiones que el banco o financiera te cobrará. Mientras más información tengas sobre el préstamo, entenderás si te conviene o no.

2. Comparar las ofertas de distintas entidades
En el Perú no hay un solo banco, sino muchos, y lo mismo sucede con financieras y otras entidades. Entonces, tendrás muchas ofertas de préstamos para comparar. No te dejes llevar solo por una buena publicidad o logo, necesitas comparar cifras y también el servicio.

Quizás el calor del verano te hace pensar en evitar el sol y no moverte de casa, pero esa no es excusa para quedarte con la primera opción y no conocer más. Puedes utilizar el comparador web de Comparabien.com.pe y verás qué te ofrece cada entidad.

3. No elegir un plazo tan grande
Ser fan del pago mínimo podría ocasionar que te endeudes más solo por los intereses. Al elegir el plazo máximo para devolver un préstamo, lo que haces es tener una cuota bajísima, pero los intereses serán mayores. Lo mejor es que vayas por un plazo mediano, que te permita pagar tus cuotas sin sentirte muy ajustado.

4. Consultar con tu actual entidad por tasas preferentes
Si tienes una cuenta sueldo, CTS o una tarjeta de crédito, puedes consultar a tu entidad financiera si cuentan con tasas de interés preferentes para los clientes. De ser así, sería un fuerte candidato para el préstamo que quieres solicitar.

Un préstamo personal en verano puede ser usado de mil y un formas, pero lo ideal es que te informes bien antes de solicitarlo y hagas los cálculos necesarios para no pedir algo que no necesitas.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios