Ante los gastos por Fiestas Patrias: ¿cómo hacer para que le "compren" su deuda?

Hoy existe un mecanismo financiero para devolverle la liquidez en el corto y mediano plazo
Ante los gastos por Fiestas Patrias: ¿cómo hacer para que le "compren" su deuda?

Muchas veces los gastos desmesurados en los momentos de fiestas suelen convertirse a la larga en un verdadero dolor de cabeza, sobre todo cuando no calculamos bien la relación entre nuestros ingresos y los gastos futuros. Este en muchos casos se debe, nuestras aparentes necesidades son motivadas por la fuerte publicidad que por esos días ejerce la mayoría de tiendas comerciales, que anuncian ofertas aparentemente fabulosas. Otras razones para tener problemas de deudas obedecen a situaciones menos placenteras, como la pérdida del trabajo, una enfermedad prolongada, etcétera.

En fin, si por alguna de las razones anteriormente expuestas usted se ve envuelto en un problema en el que el pago de sus deudas lo ha llevado a tener que sacrificar gran parte de sus ingresos —más del 30%, según los expertos— para estos fines, tenga presente que hoy existe un mecanismo financiero para devolverle la liquidez en el corto y mediano plazo, conocido en la jerga financiera como “consolidación de deuda” y, de manera cotidiana, como “compra de deuda (ver infografía completa).

¿QUÉ OFRECEN?
Entre las ventajas que ofrece una consolidación se encuentra la facilidad de efectuar tan solo un pago mensual, con lo cual se eliminan los riesgos de movilizar su dinero a través de varias entidades financieras. En la mayoría de casos, el pago mensual resulta menor al compararlo con el total de los pagos con cada una de las deudas anteriores y le permite programar mejor sus fechas de pago de acuerdo con la entrada de sus ingresos.

Pero no todo es color de rosa. Es necesario saber que cuando uno consolida varios préstamos personales, estos no son deducibles de sus contribuciones. Además, los términos de los plazos de las deudas originales se alargan en el tiempo y, en algunos casos, una consolidación trae consigo cobros de comisiones de desembolso, seguros y otros conceptos que lo podrían llevar a tener una tasa de costo efectivo mayor en dos o tres puntos porcentuales acumulables.

¿CÓMO SE REALIZA?
Para ello siempre se deben aprovechar las opciones que periódicamente lanzan diversas entidades financieras en que se admite la denominada compra de deuda. Para Hernán Berenguel, gerente de Productos Retail de Scotiabank Perú, es importante que un cliente tome una opción que se adecúe a su capacidad de pago y que esté decidido a no volver a tomar deuda adicional. Igualmente, sostiene que para, situaciones especiales, es posible otorgar créditos a largo plazo con garantía hipotecaria como una buena opción para consolidar las deudas.

Estas consolidaciones de deuda traen consigo una reducción sustancial de la tasa de interés efectiva, principal componente del denominado costo efectivo del crédito —comprende la tasa de interés, las comisiones y los portes—, que debe ser analizado al detalle ya que, a nivel comercial, las entidades financieras pueden estar anunciando tan solo una parte de este costo efectivo, es decir, la tasa de interés efectiva sin considerar los costos adicionales como comisiones y los portes.

Actualmente, según las distintas políticas de los bancos en materia de tasas de costo efectivas, estas se encuentran entre 1% y 1,16% efectivo mensual —lo que representa un costo efectivo anual de entre 12,68% y 14,89 %— y pueden estar al alcance de los usuarios por la vía de la invitación personal o mediante una campaña abierta lanzada a todos los clientes de la entidad. En el caso planteado en la infografía adjunta a este informe, la compra de deuda ha implicado un ahorro de cerca de S/.479 mensuales.

RECOMENDACIONES
Para Fernando Arrunátegui, decano de la Facultad de Gestión del Instituto San Ignacio de Loyola (ISIL), las principales recomendaciones para que una persona pueda realizar una buena consolidación de sus deudas son: conocer en forma precisa los montos, moneda, tasas, comisiones y cuántas cuotas restan pagar de sus deudas por consolidar; luego, calcular el monto total a destinar de sus ingresos al nuevo pago único, fijando una fecha de desembolso acorde con el momento en que se reciben los ingresos; y, finalmente, consolidar las deudas siempre en una sola moneda, nunca jugando con los tipos de cambio.

En esencia, toda persona debe estar al tanto de las condiciones en las que pacta cada una de sus deudas y tratar de cumplir sus pagos puntualmente, pues siempre será posible obtener ventajas de una consolidación cuando uno es un buen pagador, ya que de este modo toda entidad financiera nos querrá tener como clientes, finaliza Arrunátegui.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.