Cómo pagar el viaje de fin de año

Las tasas de interés de las tarjetas de crédito son altas, las de los préstamos personales no tanto. Sin embargo, para la segunda opción es necesario pasar por una evaluación. ¿Que opción tomar?
Cómo pagar el viaje de fin de año

Para muchos, la mejor manera de recibir el año que está por empezar será en la playa, pero no en cualquiera, sino en una que tenga arena blanca y mar turquesa, y si está rodeada de palmeras, mucho mejor. Entonces, la alternativa perfecta será un destino como Punta Cana o Varadero ¿Cuánto cuesta uno de estos viajes? Cerca de US$1.500, que incluye el boleto aéreo, traslados, tres noches de alojamiento en un hotel cuatro estrellas e impuestos. ¿Cómo pagarlo? Esa es la gran pregunta.

Algunos habrán planificado con tiempo este viaje y recurrirán a sus ahorros, pero otros buscarán alternativas de financiamiento y la más cercana será usar la tarjeta de crédito o, en menor medida, pedir un préstamo personal. Les preguntamos a especialistas qué se acomoda mejor al bolsillo de cada cliente.

Alfredo Ramírez es el director ejecutivo de Comparabien.com, un portal de comparación de productos y servicios financieros, y reconoce que usar tarjetas de créditos para pagar viajes o cualquier compra puede resultar más costoso debido a que las tasas de interés son más altas que las de los préstamos personales.

CUESTIÓN DE COSTOS
La tasa de costo efectivo de una tarjeta de crédito, según la entidad financiera, puede llegar a fluctuar entre 50% y 200%, mientras que la de un préstamo personal puede fluctuar entre 29% y 98%, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS).

Sin embargo, Ramírez indica que, en líneas generales, los costos también dependen del nivel de ingreso de las personas. “Si estos son altos, se puede negociar mayores facilidades al momento de pagar las tarjetas de crédito”, afirmó.

La razón de este alto costo se debe a que, además de pagar el precio del viaje, se deberá pagar diversos conceptos, tales como comisiones, seguros, entre otros gastos, según explicó Orlando Sanhueza, gerente general de la firma Sociedad de Riesgos Financieros.

A pesar de estos altos costos, pagar con una tarjeta de crédito es fácil y seguro. “Así la gente no anda, en una ciudad extranjera, con tanto dinero en efectivo”, señaló Orlando Sanhueza.

En opinión de Samuel Sánchez, gerente de Consumo y Medios de Pago del BBVA Banco Continental, quien usa la tarjeta de crédito como medio de pago tiene la opción de acumular puntos y beneficiarse de los seguros que existen para viajar.

“Mientras que un préstamo personal tiene una tasa más cómoda, pero no ofrece beneficios adicionales, aunque lo importante aquí es que el cliente tenga claro su flujo de ingresos y sepa que puede asumir una determinada deuda en un tiempo prudencial”, señala Samuel Sánchez.

FÓRMULA MIXTA
Algunas personas pagan el viaje con la tarjeta de crédito a una sola cuota; a su regreso, solicitan un crédito personal para pagar en cuotas la deuda contraída, pero con menores intereses.

En opinión de Samuel Sánchez, del BBVA Banco Continental, esta es una manera distinta de endeudamiento en la que los clientes aprovechan los beneficios de ambos productos.

Pero para hacerlo, es necesario tener un buen historial crediticio, porque los préstamos personales están sujetos a un tiempo de aprobación.

“Los clientes deben pedir este préstamo apenas regresen de su viaje, porque las tarjetas cuentan con un período de gracia en el que no se cobran intereses, así la deuda será menor. Todo es cuestión de estar informado”, afirma Alfredo Ramírez.

LAS CIFRAS
200%
Es la máxima tasa de costo efectivo que se cobra actualmente por el uso de una tarjeta de crédito.

98%
Es la tasa máxima de costo efectivo de los préstamos personales, según el banco con el que se trabaje.

Publicado por El Comercio el dia 11 de Diciembre 2010

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.