Ellos regresan a clase y nosotros aprendemos la lección del ahorro

Esta puede ser una gran oportunidad para que los padres enseñen a sus hijos a ser mejores consumidores.
Ellos regresan a clase y nosotros aprendemos la lección del ahorro

Muchos padres temen causar preocupación a sus hijos con asuntos de los gastos familiares, inclusive cuando se trata del desembolso para los útiles escolares, comenta Juan Antonio Cabanas, gerente general de MasterCard.

Sin embargo, si el tema es abordado de la manera correcta es una gran oportunidad para hacerlos mejores consumidores e introducirlos en educación financiera.

¿Cómo empezar? Cabanas resume una guía básica con cinco recomendaciones:

1. Que ayuden a comparar. Se puede involucrar a los niños en el proceso de comparar los precios y la calidad de los productos, ya sea en tiendas o en Internet, dependiendo de su edad. Ellos pueden ayudar a decidir.

2. Recicle lo útil. Otra forma creativa de ahorrar es revisando, por ejemplo, los útiles escolares que ya se tienen en casa y solo comprar los realmente necesarios para el nuevo año.

3. De segunda mano. Puede comprarles a familiares o conocidos los libros que no son de ejercicios o materiales que solo se utilizan un año escolar como instrumentos de música.

4. Que armen su presupuesto. Los niños suelen tener gustos por mochilas o loncheras especiales que no son necesariamente económicos. Con anticipación, puede asignarles una propina para que ellos junten para esta compra y, de paso, les enseña sobre planificación y ahorro.

5. Ojo a ofertas, vaya a ferias. Hay centros comerciales y establecimientos en los conos de la ciudad que albergan ferias que comercializan útiles escolares a precios accesibles. Inclusive ofrecen descuentos importantes que ayudan a los que tienen más de un hijo.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.