¿Cuándo romper la alcancía?

Enviado el Jue, 10/06/2021 - 10:03
¿Cuándo romper la alcancía?

Son muchas las personas que aún prefieren mantenerse alejados de la banca y guardar el dinero en lo que tengan a la mano. Las figuras clásicas son las alcancías de cerámica pero también lo hacen en cofres, cajas e incluso dentro de libros; todo lo que sirva para mantener el dinero oculto a la vista de los demás.

¿Cómo se rompe una alcancía de metal?

Para saber cómo romper una alcancía, el truco consiste en coger una cuchara de metal sopera e introducirla en la ranura de la alcancía. Poco a poco hundir el cubierto hasta que la ranura ceda por la presión.

¿Qué pasa si se meten billetes en una alcancía?

Si metes billetes en una alcancía puede suceder que este se dañe o rompa por estar en contacto con monedas. Si tienes muchos años ahorrando, las monedas pueden oxidarse y dañar el material del papel.

¿Cuál es la función de la alcancía? 

La función de la alcancía es ahorrar cierta cantidad de dinero por un periodo de tiempo para cumplir objetivos a corto o largo plazo. Su característica principal es que se deposita monedas y billetes, en su mayoría, de bajo valor.

Aunque antiguamente era utilizada por las personas adultas, hoy en día es más común que sea utilizada por los niños para estimular el ahorro desde una edad temprana. 

¿Por qué la alcancía es un chanchito?

Existen muchas teorías que explicarían el uso del chanchito para las alcancías. Una de ellas refiere el origen en China, durante la dinastía Qing, entre los siglos XVII y XX.

Como se sabe los cerdos son considerados animales sagrados para la cultura china y simbolizan abundancia y riqueza.

Muchas personas optan por ahorrar en alcancías, pero, ¿será realmente conveniente mantener esa costumbre y aferrarnos a nuestra alcancía? Estas son tres razones por las que deberías considerar deshacerte de ella apenas puedas.

No crece

Lo que sucede cuando tu dinero está en una alcancía es que todo sube, pero tu plata no. Se mantiene igual. Una alcancía no te paga intereses, a diferencia de una cuenta en el banco.

No es seguro

En un banco tu dinero está seguro, por supuesto que debes mantener precauciones con tu tarjeta de débito, pero es una opción mucho más segura.

Se va más rápido

La mayoría de personas que tiene el dinero fuera de un banco, termina gastándoselo en el día a día, ya que apenas les falta efectivo deciden tomar “prestado” un pequeño monto que luego no devuelven.

Si lo que te asusta es que te cobren mantenimiento, ¡todo está en elegir la opción correcta! Ingresa a nuestro comparador AQUÍ y escoge la cuenta de ahorros que no te cobre ningún cargo mensualmente y que además te pague buenos intereses. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.