¿Qué debo considerar para una compra de deuda?

Enviado el Lun, 16/03/2015 - 15:32
Cuando una institución te llama y ofrece comprar las deudas que tienes con otro u otros bancos nos parece una opción buenísima, ¿no? Y a veces solemos aceptar sin saber en lo que nos estamos metiendo.
comprar deudas de bancos, créditos bancarios, deudas de tarjetas

La modalidad de compra de deuda es conveniente para los bancos porque se ahorran todo el proceso de investigación del cliente. Otra institución ya lo hizo, por lo que a ellos solo les queda ofrecerte productos atractivos para que te animes a cambiarte.

Pero la compra de deuda es recomendada siempre y cuando tomemos en cuenta algunos factores:

- Menor tasa de interés:

Lo importante en la compra de deuda es que el banco te ofrezca mejores beneficios de los que actualmente tienes, es decir, una menor tasa de interés.

Por ejemplo: Si debes 3000 con una tasa anual del 24% al banco A y 2500 al banco B con una tasa anual del 20%, el banco C te ofrecerá comprar la deuda y ahora le deberás 5500 con una tasa anual del 10%.

Ahora, esto no solo debe aplicarse al pago de la deuda que tengas. Cerciórate de que los intereses que te cobran por los otros productos que te ofrecen también sean más bajos; de lo contrario, al final terminarás pagando más y no habría gracia.

Con el comparador de tarjetas de crédito de Comparabien, puedes ver las opciones disponibles para compra de deuda y comparar las tasas de interés que ofrecen las instituciones tanto para ese servicio como para compras y disposición de efectivo.

- Penalidades:

Otro punto a considerar es si te cobran penalidades por prepago. Es decir, te ofrecen que canceles la deuda en un número de cuotas de cierta cantidad y si en algún mes tu liquidez es mayor y quieres pagar algo extra, te das con la sorpresa de que te penalizan con un cobro extra porque eso estaba prohibido.

Lo más recomendable es que sí puedas hacer prepagos, así cancelarás tu deuda en un menor plazo.

Fecha de pago:

Si puedes reprogramar tu fecha de pago, de manera que calce con tus fechas de pago y de disponibilidad de dinero, la compra de deuda sería mucho más recomendable. La idea es no atrasarse en ningún pago con esta nueva institución, por lo que no sirve fijar una nueva fecha de pago que no tenga nada que ver con las fechas en las que dispones de efectivo.

Otros cobros:

¿Hay comisiones adicionales de las que debas saber? ¿A cuánto equivale el pago del seguro? Esta y otras preguntas que debes realizar al asesor que te contacte antes de aceptar, así estarás informado de todo lo que respecta al nuevo banco y a tu nueva y única deuda.

Recuerda que las entidades financieras buscan captar mediante la compra de deuda a potenciales clientes, es decir que usted debe ser un cliente que no presente retrasos en sus deudas o problemas en su récord crediticio.

Compara todas tus opciones en un dos por tres seleccionando la opción de compra de deuda en nuestro comparador. Ten en cuenta los factores anteriores y toma una decisión acertada.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.