Guía de Créditos Vehiculares

A diario vemos anuncios sobre financiamientos para autos de las entidades financieras y de las mismas concesionarias de las marcas de vehículos, pero ¿cómo estar seguros de que estamos escogiendo el mejor crédito, al mejor precio o si es el momento adecuado para hacerlo? Esta guía te ayudará a saberlo.

¿Cómo obtenerlo?
Obtener un crédito vehicular puede parecer, para muchos, un trámite engorroso y largo, por lo que muchas veces terminan desanimándose en solicitarlo. Sin embargo, hacerlo no es tan complicado como parece si conoces el procedimiento:
- Busca un plazo ideal de pago para que no generes muchos intereses, pero evitando un desbalance en tu presupuesto.
- Escoge un seguro vehicular que vaya de acuerdo a tu perfil de conductor y al uso que darás a tu vehículo.
- La cuota inicial va a reducir el monto del financiamiento, por lo que deberías considerar dar la mayor cantidad de dinero en la cuota inicial, siempre y cuando esté dentro de tus posibilidades y no genere un desbalance en tu presupuesto.
- Atento a los requisitos que solicita cada entidad, todas son diferentes y tienen diferentes maneras de evaluarte para acceder al crédito que estás solicitando.

Escoge el mejor crédito vehicular
Los créditos vehiculares, como lo dice su propio nombre, sirven para financiar la compra de un auto, ya que cuenta con características especiales para quienes lo soliciten. Pero escoger el monto o la entidad equivocada puede generarte más de un dolor de cabeza y afectar tu bolsillo.

Si quieres escoger el mejor crédito vehicular y hacer realidad el sueño de tener un auto, estos son algunos de los pasos que debes considerar.

1. Calcula el pago mensual que puedes realizar. Establece tu presupuesto de acuerdo a las obligaciones que tienes y luego sabrás cuánto puedes devolver mensualmente para saldar la cuenta del crédito.
2. No te quedes sólo con los bancos, por lo general tienen tasas de interés más elevadas. Las cajas municipales o algunas concesionarias también ofrecen este tipo de crédito. Es cuestión de comparar las opciones disponibles.
3. Pon atención a la TCEA o Tasa de Costo Efectiva Anual, que es donde se incluyen todos los gastos y pagos que tendrás que realizar por el crédito durante el año.
4. Considera diferentes plazos para financiar tu crédito, pueden ser 3 o 4 años pero recuerda que eso afecta directamente en los pagos mensuales.

¿En qué moneda solicitarlo?
Los créditos vehiculares, son una herramienta muy útil cuando queremos adquirir un auto. Pero, una vez que nos decidimos por solicitarlo, una de las dudas más grandes es si ésta debe ser en dólares o en soles.

De acuerdo a la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC), el 90% de los créditos vehiculares son solicitados en soles. La razón por la que este porcentaje es tan alto, es porque la moneda local (soles) no cambia de valor, además de las ventajas que tienen los solicitantes:

- Es la moneda en la que recibes tu sueldo, por lo que, todas las operaciones que realices serán en soles: compras, pagos, etc.
- Tienen mayor estabilidad que la moneda extranjera, ya que el dólar está sujeto a cambios constantemente, por lo que si el precio sube, terminarás pagando más.
- No tienes que hacer trámites adicionales como el cambio de soles a dólares cada vez que tengas que pagar, por lo que ahorrarás tiempo y no estarás expuesto a peligros. Además, corres el riesgo de pagar más por el precio de compra de dólares que pueden tener algunas casas de cambio.

Otro punto que debes tener en cuenta, es que, antes de decidirte por alguna entidad financiera o concesionaria, debes revisar las tasas de interés que cada una de ofrece, ya que, a mayor tasa, más será el costo que pagarás mensualmente.

Cuota inicial
Para muchos, el solicitar un crédito vehicular es todavía un sueño lejano, ya que no cuentan con el inicial que, por lo general, solicitan las entidades y que tiene un valor de entre 10% o 20% del valor del auto.

Una de las nuevas posibilidades que ofrecen las entidades financieras, es el poder solicitar el crédito sin la cuota inicial; sin embargo, para poder acceder a este beneficio, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

- Buen historial crediticio: Si has sido puntual con tus pagos de créditos y otras obligaciones bancarias, puede ser valorado positivamente por tu entidad.
- Tener otros créditos no es excluyente: Si piensas que tener otro crédito pendiente o tarjeta de crédito hará difícil que puedas acceder a este beneficio, estás equivocado. Todo dependerá de la capacidad de endeudamiento que tengas y que no la hayas pasado.
- La tasa de interés no es igual para todos, dependen del perfil financiero del solicitante.
- Pasas por una evaluación crediticia para verificar si eres apto o no para esa alternativa.

Soy trabajador independiente
Actualmente, es mucho más sencillo para un trabajador independiente poder acceder a un crédito vehicular. El proceso que siguen las entidades bancarias es distinto, ya que, resulta más difícil tener un control de los ingresos del trabajador porque no tiene un monto fijo.
Si eres un trabajador independiente y estás pensando solicitar un crédito vehicular para poder concretar la compra de su vehículo, estos son algunos puntos que debe tomar en cuenta.

1. Establece un ingreso promedio, de preferencia con los últimos seis meses.
2. No tomes a los bancos como tu única opción, ya que tienen evaluaciones más rígidas. Las financieras o cajas dan más facilidades a este tipo de clientes.
3. Demuestra puntualidad en tus otras obligaciones financieras para aumentar las posibilidades para que te otorguen el préstamo.

¿Me conviene solicitarlo?
La compra de un auto, es para muchos, una de las adquisiciones más importantes que pueden hacen durante su vida, ya que, de alguna manera, significa que están en una buena, o por lo menos estable, situación económica.

Si estás pensando en solicitar un crédito vehicular, primero debes hacerte una serie de preguntas y evaluar cómo están tus finanzas, ya que se trata de una responsabilidad económica que te tomará algunos años pagar.
¿Tienes un presupuesto para cubrir los gastos mensuales que el auto necesita? Recuerda que los vehículos necesitan combustible para avanzar, y eso tiene un costo. Además, hay gastos como los seguros, el mantenimiento y algún otro que pueda surgir.

¿Lo usarás todos los días o sólo los fines de semana? Si crees que tener un auto realmente te va a ser beneficioso, entonces ve por el crédito; de lo contrario, podrías esperar unos años más.

Responder estas preguntas, pueden ayudarte a saber si realmente necesitas o no un auto. Si tomas la decisión de financiarlo a través de un crédito vehicular, debes comparar todas las opciones que tienen para elegir la que más te conviene.

Beneficios
Solicitar un crédito vehicular en la entidad financiera en la que tiene sus tarjetas y recibe su salario, te ofrece más beneficios de los que crees:
- Crédito vehicular sin inicial: Puedes encontrar esta opción en algunas entidades financieras. Antes de considerar esta opción, asegúrate que no te genere demasiados intereses; una manera de evitarlo es no escogiendo el plazo máximo de pago.
- Crédito con una inicial menor: Hay entidades en las que puedes tener una cuota inicial más básica, lo que te permite acceder a un financiamiento sin problemas.
- Tasas preferenciales: Si solicitas un crédito vehicular con tu entidad financiera habitual, puedes acceder a tasas de interés más cómodas, por lo que, al final, terminarás realizando una compra más barata.
- Trámite de aceptación más rápido: Si eres cliente habitual de la entidad, quiere decir que ellos ya tienen parte de tu información financiera, por lo que los trámites de evaluación serán más rápidos y cómodos pues ya conocen tu comportamiento financiero.

Obtener estos y otros beneficios serán posibles si solicitas tu crédito vehicular en la entidad adecuada. Para hacerlo, debes comparar las opciones que tienen las entidades financieras a través de Comparabien. Recuerda que debes consultar sobre todas las dudas que tengas, ya que no todos los bancos son iguales.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.