Guía de Préstamos Personales

Si necesitas un préstamo personal, debes estar seguro que has encontrado la mejor opción. Encuentra aquí consejo imparcial para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Los Préstamos Personales o también llamados Préstamos de Libre Disponibilidad, son usados por los clientes para lo que crean conveniente (pagar otras deudas, compra de artefactos, viajes, emergencias médicas, etc.) Sin embargo, al no estar garantizados por prenda; es decir, por el objeto a adquirir, suelen tener intereses más altos.

¿Cómo obtenerlo?
Solicitar un Préstamo Personal, muchas veces puede resultar un proceso engorroso si no sabes cómo hacerlo o si no sabes negociar. Si estás pensando en pedir un préstamo a una entidad financiera asegúrate de aprovechar y conocer todos los detalles antes de aceptar el trato.

Primero, pregunta al asesor por los beneficios que te ofrece su entidad al volverte su cliente. No olvides evaluar los “productos atados”, de esta manera podrás obtener mejores tasas de interés; por ejemplo, algunas instituciones ofrecen brindarte una tasa preferencial si también tienes con ellos una cuenta sueldo y tu CTS.

Un punto importante a tener en cuenta, es comentar al asesor sobre las ofertas propuestas por otras entidades financieras, de esta manera buscarán brindarte mejores beneficios para que puedas obtener el crédito con ellos.

Debes escoger un plazo de acuerdo al presupuesto del que dispones, así podrás definir el tiempo en el que pueden financiarte el crédito. Paga cuotas que te permitan seguir el mes sin grandes ajustes económicos, pero tampoco pagues el mínimo mensualmente, ya que terminarás generando más intereses.

Por último, si recientemente has tenido una mala época financiera y estás pensando en solicitar un préstamo personal, debes saber que tu información quedó registrada y todas las entidades a las que solicites el crédito pueden acceder a ella, por lo que te podrían ver como un cliente riesgoso. Sin embargo, hay acciones que puedes tomar que te ayudarán a obtener el préstamo personal que estás buscando:

1. Empieza por montos pequeños que sean fáciles de devolver, de esta forma demuestras a la entidad que puedes devolver el dinero.
2. Busca una cuenta sueldo para que la entidad financiera verifique que recibes un ingreso mensual y que tienes posibilidades de devolver el dinero que estás solicitando.
3. Recurre a opciones más flexibles, no solo los bancos otorgan créditos, también están las financieras o cajas municipales. Lo ideal es que busques y compares distintas opciones.

Hoja de Resumen
La hoja de resumen es un documento que te entregarán junto al contrato del préstamo solicitado y en la que está explicado a modo de resumen, como lo dice su nombre, los principales datos y condiciones del préstamo.

Este documento es entregado cuando se hace el contrato, por lo que debes revisarla y asegurarte de comprender toda la información. Una vez que la hayas terminado de leer, deberás firmarla junto al representante de la entidad financiera que te está otorgando el crédito.

Muchas personas sienten miedo de pedir un préstamo porque no terminan de comprender los contratos y la información, pero esta hoja resumen es una gran ayuda para tener los principales datos y obligaciones escritos de manera simple y clara, para saber exactamente qué es lo que se está contratando y evitar quedarse con dudas.

Recuerda que cada institución es diferente, por lo que es mejor comparar las alternativas antes de elegir la opción definitiva. Una manera de hacerlo, es a través del comparador de préstamos personales de Comparabien.

Gastos adicionales
Antes de tomar una decisión sobre el préstamo personal que está solicitando, debe asegurarse de conocer todos los detalles en cuanto a los pagos que debe realizar, para de esa manera evitar sorpresas por pagos que no sabía que estaban incluidos.

Recuerde que cada entidad financiera maneja tasas de interés y condiciones diferentes, por lo que no en todas terminará pagando lo mismo, ya que existen costos extras que son aplicados a los créditos y que aumentan la cantidad que debe devolver mensualmente.

Entre esos gastos adicionales se pueden incluir seguros de vida, seguros de desempleo, comisiones, mantenimiento, entre otros. Los cobros exactos dependen de la entidad que contrate, ya que cada una maneja una política diferente. Es decir, mientras que una puede incluir un seguro de vida y cobrar mantenimiento, puede que otro banco le cobre solo un seguro de desempleo y comisiones por desembolso.

Para conocer con exactitud cuál será el costo real de un préstamo es necesario preguntar por la TCEA, la Tasa de Costo Efectivo Anual, ya que además de la tasa de interés (TEA), incluye todos los adicionales mencionados.

Pago
Al momento de hablar de pagos de préstamos, algunas entidades financieras buscan dar facilidades a sus clientes para evitar retrasos y deudas y logren mantenerse al día en sus pagos. A continuación mencionaremos las cuatro facilidades de pago más comunes que son ofrecidas:

1. Periodo de gracia para pagar la primera cuota. La mayoría de bancos te ofrecen un periodo de hasta 60 días para pagar tu primera cuota. Es decir, obtienes el dinero y no tienes que empezar a pagarlo de inmediato. Pero algo a tener en mente es que los intereses siguen corriendo, así que debes evaluar con cuidado si usar o no esta facilidad.

2. Elegir entre 12 o 14 cuotas al año. La mayoría de trabajadores recibe 14 sueldos al año, ya que se incluyen las gratificaciones. Es por eso que podrás elegir pagar 12 cuotas o 14, de manera que puedes adelantar el pago de tu crédito y cancelarlo en menos tiempo.

3. Cuota cero o cuota comodín. Algunos bancos te permiten seleccionar hasta dos meses dentro del plazo del crédito en los que tu cuota mensual es cero. No representa un ahorro, solo que, si sabes que esos meses estarás corto de dinero por alguna razón, puedes utilizar esa facilidad y decidir no pagar la cuota de ese mes.

4. Pagos extraordinarios sin comisión: Si recibes un bono, ganas algún premio o dispones de un dinero adicional, puedes realizar pagos extraordinarios a tu crédito, sin tener que pagar penalidades. Cada banco tiene condiciones especiales para esta situación, pero en la mayoría, es posible realizar los pagos adelantados sin perjudicarte.

Por otro lado, si aún no terminas de cancelar tu crédito y tienes un viaje prolongado fuera del país, puedes optar por la opción de pagos adelantados, en la que, como dice su nombre, puedes adelantar el pago de las cuotas que logren cubrir el tiempo que estarás de viaje. De esta manera, cuando vuelvas, sólo tendrás que cancelar las cuotas actuales.

Deudas
Si has solicitado un préstamo personal y estás teniendo problemas con los pagos de las cuotas, las consecuencias pueden resultar más caras de lo que piensas.

Cancelar las cuotas mensuales de los préstamos es básico para mantener tus finanzas en buen estado, ya que de esta manera podrás seguir accediendo a ellos en el futuro. Muchas personas pasan esto por alto y no priorizan los pagos de las cuotas, lo que termina dándoles más de un dolor de cabeza.

Primero, debes saber que la deuda seguirá creciendo, no sólo por las cuotas no pagadas, sino también por los intereses que generan las moras. Otro punto importante, es la baja de tu calificación crediticia, lo que te dificultará, o impedirá en el peor de los casos, obtener créditos en el futuro. Por último, algo que muchos pasan por alto, es que las deudas pueden traer complicaciones al momento de buscar un empleo ya que algunas empresas ponen como condición en la contratación laboral que los trabajadores no tengan un mal historial crediticio en Infocorp o estén reportados en pérdida.

Ser puntual en el pago de los préstamos que solicites es de suma importancia. Y además de pagar a tiempo, una forma de ser responsable es comparando las alternativas disponibles antes de elegir a qué entidad recurrir. De esa manera podrás escoger el préstamo que más te convenga.

Errores
Si pedir un préstamo personal está en tus planes, antes de hacerlo, aprende a identificar estos errores y evítalos a toda costa.

1. No comparar las alternativas: Ten en cuenta que los bancos no son las únicas entidades que otorgan préstamos, existen cajas o financieras que también ofrecen este servicio y con intereses distintos cada una. La principal diferencia que puede encontrar al comparar las opciones de préstamos personales se encuentra en la tasa de interés que son ofrecidas.
2. Usarlo para comprar un auto: Recuerda que existen créditos vehiculares que son creados especialmente para este tipo de compras, ya que ofrecen tasas de interés y beneficios más convenientes que un préstamo personal.
3. Pagar otro crédito: No ingrese en el llamado “carrusel”, es decir, pedir un préstamo para pagar otro, a menos que se trate de una consolidación de deudas, es decir, pedir un crédito para cancelar varias deudas y quedarse con una sola.
4. Prestar a otras personas. Pedir un préstamo para darle el dinero a otros es arriesgado, ya que es su reputación financiera la que está en juego, y si algo sale mal en la devolución del dinero, podría ser calificado como un mal pagador.

Recuerda, sea el préstamo que sea, debe estar seguro de que puede pagarlo, de esta manera evitará afectar sus finanzas con deudas y malos historiales crediticios. Una manera de tomar la mejor decisión para solicitar un préstamo personal, es comparando las alternativas disponibles en el mercado financiero a través de Comparabien.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.