podcast

Ahorra seguro con un depósito a plazo fijo

Enviado el Mar, 03/11/2020 - 10:00
Ahorra seguro con un depósito a plazo fijo
Un depósito a plazo fijo puede volverse el aliado en tu plan de ahorrar y hacer crecer tu dinero. Aprende las principales características que debes buscar en un depósito a plazo y las diferencias con otras formas de ahorro.
Transcripción

Existen muchas formas de generar riqueza: invirtiendo en bolsa, abriendo un negocio o simplemente acumulando tus ahorros. Cada una de estas formas implica un riesgo que debes tomar con tu dinero. ¿Sabias que hay una forma muy segura de ahorrar que te asegura lo que vas a ganar por tus ahorros?

Soy Alfredo Ramirez y en este episodio descubriremos por qué los depósitos a plazo fijo son una buena forma para ahorrar.

Todos buscamos generar riqueza, ya sea para acumular capital o con un objetivo más tangible como comprar una casa. Inclusive comprar una casa es una forma de acumular capital.

Ese capital nos ayuda a tener una mejor calidad de vida, llevar a cabo nuestros planes u objetivos personales y hasta dejar ese capital como legado a nuestra descendencia.

En episodios anteriores hemos explicado cómo usar un presupuesto para planificar nuestras finanzas y también cómo desarrollar hábitos para ayudarnos a crecer en nuestra vida financiera. Uno de estos hábitos es ahorrar y es la clave para conseguir generar esa riqueza que buscamos.

Pero hoy no vamos a hablar de cualquier ahorro. Hay muchas formas de ahorrar y separar los excedentes que hemos logrado acumular mes a mes.

Una forma es la inversión, que puede ser invertir en acciones en bolsa, en bienes raíces o inclusive invertir en negocios o emprendimientos. Hay un problema con la inversión, si bien te puede llevar a ganar mucho (muchísimo) dinero, también existe la posibilidad de perderlo si las condiciones son desfavorables o lo que compras (acciones, inmuebles o el negocio que estas poniendo)

Otras personas guardan su dinero en casa, literalmente bajo el colchón. Pero además de los riesgos de seguridad que se expone ante robos y extravíos, hace que el dinero no gane valor durante este periodo, es decir no se ganan intereses y más bien se pierde valor debido a la inflación.

Una opción que soluciona ambos problemas es un depósito a plazo fijo. Un depósito a plazo nos asegura un retorno de intereses y no fluctúa su valor (no puede perder valor).

Un depósito a plazo fijo es un instrumento de inversión en el que se entrega un monto de dinero al banco por un periodo de tiempo pactado, durante este periodo el dinero no se puede retirar y luego de este plazo el banco no solo devuelve el dinero entregado sino que entrega los intereses ganados durante este periodo. Estos intereses son pactados desde el inicio del depósito y no cambian.

En Peru y Chile se conoce como depósito a plazo, en Argentina se le llama plazo fijo, en México CEDE (Certificado de Depósito) y en Colombia se le llama CDT (Certificado de Depósito a Término). A pesar de la diferencia en los nombres todos estos productos funcionan de manera muy similar.

Para escoger el mejor depósito a plazo debes tener en cuenta las principales características que definen un depósito.

En primer lugar tenemos el plazo. Este es el periodo por el cual el dinero permanecerá en el banco. Este periodo normalmente se expresa en días (por ejemplo, 90, 180 o 360 días).

Si necesitas retirar tu dinero antes del periodo pactado, dependerá de cada banco lo que vaya a suceder, en algunos casos perderás todo el interés pactado. Mientras que otros bancos pagarán un monto de interés por los días que lo tuviste depositado. Tienes que leer las condiciones del depósito para estar preparado.

El segundo factor a considerar es el monto. Esta esta cantidad de dinero que va a depositar y se da integro al inicio del periodo. Si quieres seguir aportando, es mejor que guardes este dinero mes a mes y luego lo juntes con tu capital en deposito para renovar un nuevo periodo.

Finalmente el factor más importante a considerar al escoger un depósito a plazo fijo es la tasa de interés. Esta tasa se define desde el inicio del depósito y no cambia en todo el periodo.

La tasa de interés se puede expresar de forma diaria, mensual o anual, pero es recomendable siempre usar la tasa anual de modo que siempre puedas comparar esta tasa con la de otro fondo.

Normalmente los bancos publican sus tasas de depósitos a plazo por rangos de monto y plazo de modo que puedas saber que si depositas más dinero por más tiempo podrás obtener mejores tasas de interés.

El pago de los intereses se puede dar en distinto momentos del depósito. La forma más común es que se paguen al término del periodo, es decir cuando finalice tu plazo el banco te devolverás tu depósito y los intereses ganados en todo el periodo.

Otra forma de pagar los intereses es por adelantado. En este caso, el banco te paga los intereses al inicio del periodo y los puedes gastar como quieras. Al final del plazo el banco solo te devolverá tu depósito inicial. En este caso si es que retiras tu dinero antes del plazo, el banco descontará los intereses pagados por adelantado de tu depósito inicial.

Otra forma muy ventajosa es el pago de intereses de manera periódica. En esta forma el banco pagará tus intereses de manera mensual (o hasta diaria).

Esta es una buena forma de ir recibiendo tus ganancias durante el plazo de tu depósito sin tener que esperar hasta el final y muchas personas lo utilizan inclusive como opción de pensión. Es decir al recibir tu monto de jubilación se coloca en un depósito a plazo y cada mes se recogen los intereses para vivir de ellos. Obviamente para que esto sea factible el monto depositado tiene que ser muy grande para tener unos intereses mensuales que sirvan para subsistir.

Como hemos visto es muy importante que conozcas todas estas condiciones y así puedas escoger el depósito que más te conviene. En Comparabien podrás encontrar toda de información de intereses por montos y plazos de cada banco o entidad financiera de modo que puedas escoger el mejor depósito a plazo fijo para tus ahorros.

A diferencia de una cuenta de ahorros, los depósitos a plazo pagan intereses mayores pues los bancos tienen la seguridad de tener los fondos inmovilizados por más tiempo. Sin embargo, las cuentas de ahorro tienen la flexibilidad de disponer de este dinero ante cualquier eventualidad, sin perder los intereses generados.

Si buscas mayor rentabilidad y estás seguro de no necesitar tu dinero como una emergencia durante un periodo de tiempo, un depósito es mejor para ti. Mientras tanto si lo que quieres es tener un lugar donde tener disponibilidad inmediata de tu dinero e ir generando intereses (aunque pocos) una cuenta de ahorros es mejor.

Una forma muy interesante es usar un depósito para tu monto grande de ahorros, mientras que mes a mes sigues juntando dinero en una cuenta de ahorros. Cuando se venza tu depósito puedes juntar tus ahorros (que guardaste en tu cuenta de ahorros) y renovar tu depósito con un monto mayor.

Si bien las inversiones, tanto de acciones, bonos, bienes raíces o negocios, tienen un componente de riesgo importante, se puede perder dinero con estas inversiones. Una estrategia que usan las personas que invierten de esta forma es la diversificación.

La diversificación divide el riesgo al dividir el total en diferentes formas de inversión. Es como dice el dicho: no pongas todos los huevos en una misma canasta. Por ejemplo 20% lo inviertes en acciones, 50% en bienes raíces y el 30% en un depósito a plazo (que no presenta el riesgo de perder dinero). De esta manera parte del capital de seguro ganará dinero y podrá compensar si alguna de las otras inversiones pierde o no gana lo esperado.

Si no quieres tomar riesgos o lo que buscas es proteger tu capital en el corto plazo (por ejemplo ya recibiste tu jubilación), es mejor que uses un depósito a plazo fijo para asegurar tu ahorro con un interés fijo.

Finalmente también existen productos de ahorro que funcionan como un seguro de vida con ahorro. Este producto diseñado por las aseguradoras funciona de manera muy similar a un depósito, es decir, se coloca un dinero por un periodo de tiempo (normalmente periodos mayores de 2 o 3 años).

Este producto tiene además una tasa de interés pactada que sera pagada al terminar el periodo o anualmente. Además como es un seguro de vida, si la persona fallece, los deudos recibirán el monto completo mas los intereses pactados, o doble cobertura que significa recibir el doble de lo aportado o un monto fijo en caso de fallecimiento accidental.

Hemos visto las características de los depósitos a plazo y las diferencias entre estos y las cuentas de ahorros y los productos de inversión. Eres tú finalmente quien debe decidir cómo utilizar todos estos para generar más ganancias.

Lo más importante es que tengas la disciplina financiera para cada mes juntar parte de lo que ganaste para ahorrar. No solo acumularás capital sino que podrás estar prevenido ante contratiempos y emergencias y además podrás llevar una vida más tranquila.

Sigue nuestro Podcast