podcast

¿Cómo estar preparado para una crisis económica?

Enviado el Mar, 02/06/2020 - 10:00
¿Cómo estar preparado para una crisis económica?
Una cosa es cierta: así cómo las crisis llegan, luego se van y finalmente vuelven a llegar. Así que es muy importante estar preparado para que la próxima crisis no nos agarre desprevenidos.
Transcripción

Bienvenidos a El Poder de Elegir Bien, el podcast financiero de Comparabien.

Una crisis económica nos puede golpear muy duro a nosotros y a las personas que más queremos. Sin embargo, no siempre tiene que ser de esta manera. ¿Sabías que podemos tomar acciones cada mes para estar preparado financieramente para cuando llegue la próxima crisis?

Soy Alfredo Ramírez y en este episodio discutiremos algunas acciones a tomar para estar preparados para una crisis financiera.

Cuando estamos en medio de una crisis no dejamos de preguntarnos ¿qué hago? ¿como llegué aquí? ¿cómo pude hacer para prepararme mejor? Bueno hay algo que tienen todas las crisis, y es que siempre se repiten, y es importante estar preparado porque no sabemos ¿cuándo va a llegar la próxima crisis? Aquí compartimos algunos de los temas interesantes para poder aplicar en nuestra economía diaria y estar preparándonos para cuando vuelva a suceder una crisis económica.

En primer lugar, es importante entender el tema del ahorro. El ahorro es muy importante y es una práctica que se debe hacer pero no solamente por un tema de crisis o un tema de estar preparados, sino también porque el ahorro nos puede ayudar a incrementar nuestro capital y a tener ingresos adicionales que no teníamos pensado. Dentro de los múltiples objetivos del ahorro existe uno que tiene que ver especialmente con los periodos de emergencia, que es el crear un fondo de emergencia. Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que la juntamos durante los momentos en los que tenemos abundancia o que tenemos que no estamos pasando por procesos de crisis financiera, que nos va a servir para poder tener capital para poder utilizar cuando llegue un problema.

Los problemas que podemos cubrir con un fondo de emergencia no solamente son temas específicos de una crisis, pero también pueden cubrir para imprevistos como por ejemplo: se nos malogra o la lavadora o la refrigeradora y tenemos que repararla rápidamente, o gastos inesperados que tienen que ver con, por ejemplo, nuestro auto, nuestra casa, gastos de cafetería, etcétera. Pero también y muy importante, un fondo de emergencia nos puede ayudar en momentos donde tenemos problemas con nuestros ingresos como falta de trabajo o cambios en la economía o cambios en los negocios que hagan que podamos perder ingresos y esos son los momentos más importantes en que un fondo de emergencia nos puede ayudar. La idea de un fondo de emergencia, es que el fondo se ha juntado durante el momento que obviamente podemos hacerlo y una vez que lleguemos a nuestro objetivo, podamos dejarlo inmovilizado, es decir, no lo contemos como parte de nuestros presupuestos mensuales, sino que lo dejemos ahí guardado para que cuando llegue el momento de la emergencia podamos usarlo. Otro de los casos importantes es que si por ahora llegamos a utilizar este fondo de emergencia ya sea por una emergencia, un imprevisto, podamos, en un periodo de tiempo relativamente corto, poder reponer el fondo para que nos puedas para que esté íntegro para el próximo caso.

¿Cuánto es un fondo de emergencia? o ¿cuánto deberíamos estar pensando en un objetivo para tener como un fondo de emergencia? Yo creo que esta respuesta depende de cada persona, las personas que tienen un ingreso constante y fijo podrían estar pensando en más o menos dos o tres salarios mensuales o dos o tres sueldos mensuales, que nos pueden ayudar justamente para poder tener este dinero disponible en estos periodos de emergencia de crisis. Pero personas que tienen ingresos variables o que no necesariamente perciben una cantidad fija mensual, pueden tener inclusive la posibilidad de poder ahorrar este fondo en un monto mayor, es decir, percibir más o menos tres a cuatro, puede ser hasta seis meses de los ingresos regulares porque eso nos serviría para también cubrir esas fluctuaciones de ingresos que se pueden dar en negocios o en las actividades comerciales o las actividades profesionales que cada uno puede tener.

Un segundo consejo, es poder preocuparnos de poder tener seguros. ¿Qué son los seguros? Los seguros son instrumentos financieros que nos ayudan a estar cubiertos en los momentos que hay necesidades específicas de diferentes temas. Existen seguros de diferentes tipos, pero vamos a comenzar hablando de tres en especial.

Por un lado la mayoría de personas que tiene un auto, sabe que un seguro de auto es una una práctica muy buena para cualquier conductor y un seguro de auto nos puede sacar de problemas cuando, por ejemplo, el auto éste sufre un desperfecto o tenemos un accidente, un choque o simplemente nos lo robaron y éste seguro va a reponer el valor del auto de acuerdo al daño que ha sido originado, para que podamos seguir teniendo nuestro auto, no sea sólo para nuestro uso, sino también inclusive para nuestra subsistencia, ya que recordemos, que hay muchas personas que usan su auto para hacer movilidad, deliverys, o inclusive como taxi.

El segundo caso, es un seguro de salud. La salud es una de las cosas que realmente nos pega cuando nos falta, no solamente a nosotros sino a nuestra familia y las personas alrededor. Un seguro de salud nos ayuda a poder cubrir no solamente con los costos de una internación, de una operación de emergencia o cualquier cosa que tenga que ver con gastos de hospitalización sino también para poder cubrir los gastos constantes de consultas o emergencias que se puedan dar (pequeñas emergencias) durante los periodos que puedan suceder. A veces, si nosotros no contamos con un seguro vamos a tener que desembolsar de nuestro bolsillo grandes cantidades no solamente por la atención médica sino por las medicinas y por todo lo que tenga que ver con los gastos que surgen alrededor de una enfermedad o de algún accidente. Un seguro de salud es un seguro que de todas maneras deberíamos considerar y que nos va a sacar de grandes problemas en el futuro.

Finalmente existe otro seguro, que es un seguro que también nos ayuda en en el peor de los casos, que es el caso de que nosotros perdamos la vida o tengamos una invalidez permanente y este es el seguro de vida. El seguro de vida es un seguro que, justamente, nos ayuda en el momento en el que ya nosotros no podemos hacer nada para poder dejar algo a nuestra familia, el seguro de vida justamente indemnizado, da un dinero a la familia de la persona que ha fallecido o de la persona que por algún accidente haya tenido que perder la movilidad o estar inmovilizado y esa inmovilización haga que ya no pueda continuar ejerciendo su trabajo de una manera normal. Un seguro de vida puede ayudar a muchas familias a continuar adelante cuando la persona que provee el dinero, ya sea el padre, la madre o los esposos no estén más; y entonces es un buen instrumento que nos puede servir justamente para proteger a nuestra familia en el futuro. Y en el caso que suceda algo inesperado, no hay nada más frustrante que pasar por una crisis y no estar preparados.

Es importante que tomemos estas consideraciones: crea tu fondo de emergencia y úsalo para tus imprevistos y para tus crisis, y segundo: escoge qué seguros puedes adquirir y encuentra el seguro que necesitas ya sea para tu auto, para tu salud y finalmente un seguro de vida.

Si te gustó este episodio y quieres aprender más sobre cómo dar un mejor uso de tu dinero, suscríbete ese podcast y pasa la voz a tus amigos. Recuerda que en Comparabien podrás encontrar todo lo que necesitas para escoger préstamos, tarjetas, cuentas de ahorros o seguros.

Sigue nuestro Podcast