podcast

¿Cómo tomar tus primeras decisiones financieras?

Enviado el Mar, 10/11/2020 - 14:55
¿Cómo tomar tus primeras decisiones financieras?
¿Tu primer trabajo? Ahora debes tomar tus primeras decisiones financieras. ¿Dónde colocar mi sueldo? ¿Cómo comenzar a juntar para la jubilación? ¿Cómo construyo mi historial crediticio? ¿Es buen momento para sacar una tarjeta de crédito?
Transcripción

Encontraste tu primer empleo y de repente te encuentras con una serie de decisiones que debes tomar para administrar tus finanzas. ¿Dónde colocar mi sueldo? ¿Cómo comenzar a juntar para la jubilación? ¿Cómo construyo mi historial crediticio? ¿Es buen momento para sacar una tarjeta de crédito?

Soy Alfredo Ramírez y en este episodio exploraremos las principales decisiones que debes tomar al iniciarte en tu vida laboral.

Cuando empiezas tu vida laboral entras en un mundo nuevo, toda una nueva dinámica a la que vas a tener que acostumbrarte, asumes nuevas responsabilidades y debes aprender la cultura de la empresa en la que vas a trabajar. Además de esto, es importante que empieces a tomar tus primeras decisiones financieras.

Muy pocas personas tienen una sólida base de educación financiera pues los colegios y universidades no siempre incluyen estos temas en sus currículos a pesar de ser asuntos muy importantes que van a tener un rol clave en la vida de todas las personas.

Una de las primeras decisiones que debes tomar es escoger en donde te depositaran tu sueldo o el pago por tus servicios.

Una cuenta sueldo o cuenta nómina es justamente una cuenta diseñada para este fin, para que recibas tu pago y a la vez que puedas usarla para pagar tus principales obligaciones. Una cuenta sueldo por lo general no cobra costos de mantenimiento o administración y por lo tanto tendrás un costo menos del que preocuparte.

Muchas cuenta sueldo o nómina también poseen programas de beneficios que permiten disfrutar de descuentos o premios por el uso de tu cuenta. Toma en cuenta estos beneficios para que puedas escoger la cuenta que más te conviene.

Otro de los puntos a favor y por el que los bancos ponen un énfasis especial en estas cuentas es que ayudan a empezar una relación entre el banco y los nuevos trabajadores, dándoles facilidades para adquirir y solicitar otros productos como préstamos y tarjetas.

Esto reduce el riesgo para el banco porque sabe que todos los meses va a tener los ingresos de la persona en la cuenta y de esta forma puede confirmar los ingresos que esta recibe y los gastos que se realizan y así no tener cuentas impagas de los préstamos o tarjetas que se puedan ofrecer.

Otra decision importante a tomar es como empezar a ahorrar, con un ingreso constante cada mes es importante tener la disciplina de juntar un dinero mensual para ir juntando una cuenta de ahorro y también un fondo de emergencia.

La herramienta clave para lograr este objetivo es el presupuesto. Ya hemos hablado en episodios anteriores sobre los beneficios de llevar un presupuesto y también hemos explicado cómo hacer uno.

Lo principal de un presupuesto es poder controlar qué se va a hacer con el dinero para que podamos utilizar este flujo de ingresos para cumplir y concretar las metas u objetivos personales que nos propongamos. Y la forma de hacerlo es juntando tus ahorros y acumulándolos hasta cumplir tu objetivo.

Una cuenta de ahorros o un depósito a plazo te pueda ayudar para este fin, además de tu cuenta sueldo es recomendable que uses una cuenta para separar lo que vas juntando mes a mes y no lo gastes en tus pagos y compras cotidianas.

Busca cuentas o depósitos (también llamados CDTs o CEDES) que paguen una buena tasa de interés porque lo que buscas es que tus ingresos crezcan y los intereses se van a ir acumulando cada día que tengas tu dinero en estas cuentas. Comprara las diferentes opciones disponibles y las tasas que ofrecen, pero también piensa en la solidez de las instituciones a las que va a confiar tus ahorros.

Otra decisión importante a tomar tiene que ver con escoger un fondo de pensiones para la jubilación. Puede parecer que la jubilación esté muy lejos, pero es importante comenzar a juntar tu fondo de pensiones desde el inicio de tu vida laboral, así podrás acumular un fondo mayor aportando por muchos años.

Debes decidir en cuál AFP o Afore debes aportar, además debes escoger cuál fondo escoger, recuerda que hay varios fondos para escoger dependiendo de donde te encuentres.

En Peru hay fondos 1, 2 y 3, sin embargo para comenzar y ganar mayor rentabilidad es conveniente que elijas entre el fondo 2 y 3. En Colombia hay varias opciones de fondos que se clasifican en fondos Conservadores, Moderados y de Mayor Riesgo, igualmente al empezar tu vida laboral es recomendable que elijas entre los 2 últimos. En México las Afores ofrecen fondos que son asignados por edades, así que se te asignara un fondo dependiendo de tu edad.

Debes escoger los fondos usando información que te muestre las comisiones que se descontarán de tu salario cada mes y además debes buscar un fondo que te genere más rentabilidad. Esta rentabilidad no es un valor fijo, y no se puede predecir el futuro, así que es conveniente que veas los resultados de estos fondos en los últimos años para ver cuál generó mayor rentabilidad.

Los fondos de pensiones o de retiro son instrumentos de inversión de largo plazo, ya que tendrás tu dinero invertido por más de 20 o 30 años, entonces para ver la rentabilidad de tu fondo es mejor que veas periodos largos (5, 10 o 15 años) y así puedas escoger el fondo que garantice más tus ganancias en el futuro.

Recuerda que puedes cambiar tus fondos en el momento que quieras y cambiarte de AFP o de tipo de fondo varias veces durante tu vida laboral.

En Perú y Colombia se cuenta también con un fondo de depósito pensado en el desempleo. Este fondo se va juntando cada año y luego se entrega o libera como un beneficio al momento de la pérdida del empleo. En Perú se llama CTS o Compensación por tiempo de servicios y en Colombia se llama Cesantía.

Es importante que escojas estos productos también pensando en la rentabilidad, de modo que tu dinero también vaya ganado más durante el tiempo que se estará acumulando.

Finalmente es también importante que al comenzar tu vida laboral puedas también empezar a construir un buen historial crediticio. Este historial te ayudará en el momento que necesites echar mano de un préstamo para cumplir un objetivo grande en tu vida, ya se la compra de tu vivienda, tu auto o un viaje que quieras realizar.

Obviamente cuando empiezas no tienes un historial y eso limita tus posibilidades de encontrar un crédito, un préstamo o una tarjeta. La idea esquema vayas construyendo ese historial sin arriesgar a acumular deuda que no puedes pagar.

Si has escogido una cuenta sueldo o nómina, es probable que este banco en el que estás poniendo tus ingresos pueda ofrecer una tarjeta de crédito para iniciar. Busca una tarjeta que tenga un límite de crédito reducido y de acuerdo a tus posibilidades. Lo importante es que estés al día en tus pagos y que no vayas sacando más tarjetas o vayas incrementando tu línea de manera acelerada.

Una línea de crédito alta aumenta las posibilidades de que tomes más deuda y que puedas dejar de pagarla puntualmente en el tiempo. No es momento de gastar de más, al contrario, es tiempo de ahorrar. Un límite alto puede tentarte a gastar de más.

Construir un buen historial crediticio también puede hacer que más bancos y entidades financieras se interesen por ti y te ofrezcan más préstamos o tarjetas. No te dejes emocionar por estas ofertas, no solo es peligroso que te aumenten las líneas de crédito sino también puede ser un problema sacar muchas tarjetas o préstamos en paralelo.

El sobreendeudamiento es un problema grave del que es muy difícil salir. Muchas personas pierden sus bienes al no tener cómo pagar más por las deudas que tienen. Es importante que no caigas en este problema. Lo principal es que tengas muy claras tus expectativas y planes al corto plazo y que vayas paso a paso, no vivas una vida más cara de la que puedas pagar (a pesar que tengas la línea de crédito para hacerlo).

Hay dos formas de conseguir tus objetivos materiales: ahorrando o con crédito. Cuando la consigues ahorrando no pagas intereses, puede tomarte un tiempo juntar lo que necesitas, pero una vez que lo lograste no debes preocuparte por pagar de más en el futuro. Cuando compras con crédito, tienes lo que quieres más rápido, pero el costo es que pagues intereses por muchos meses en el futuro.

Tu presupuesto te ayudará a tener el balance. Algunos objetivos son muy grandes e inclusive al lograrlos te liberan de gastos todos los meses, por ejemplo si compras una casa propia, no pagarás más alquiler. Para estos casos endeudarse es una buena forma de conseguir el objetivo más rápido pero además tu costo total baja pues los intereses que pagas por tu crédito son compensados por los costos de alquiler que no pagas.

Para los otros casos, es decir objetivos más pequeños o cuando no se libera ningún gasto, es mejor ahorrar. Por ejemplo un viaje es una bonita experiencia pero no te va a ayudar a liberar tus gastos en el futuro, así que si te endeudas cada mes pagarás los intereses que debes pagar pero no liberaste ninguna parte de tu presupuesto para este fin.

Ante la duda ahorra, no te endeudes. Analiza tus objetivos y encuentra una estrategia correcta para lograr cada uno de ellos.

Sigue nuestro Podcast