podcast

Consejos para tener un buen historial de crédito

Enviado el Mar, 23/03/2021 - 10:00
Consejos para tener un buen historial de crédito
Un buen historial crediticio es muy importante para obtener un crédito y con buenas condiciones. Por otro lado, es muy difícil revertir un mal historial de crédito. Aprende algunos consejos para conseguir un buen historial.
Transcripción

Todos nos cuidamos de tener una buena imagen tanto en nuestra vida personal, como en nuestra vida laboral. En el mundo de las finanzas, tu imagen personal está determinada por tu historial de crédito, así te ven las entidades financieras antes de que pidas un crédito o cuando quieres adquirir un servicio

Soy Alfredo Ramirez y en este episodio compartiremos algunos consejos para tener un buen historial de crédito

Tu historial crediticio es el conjunto de todas las actividades que has realizado en el sistema financiero y también en algunas ocasiones fuera de él. Incluye todas las deudas que mantienes y que hayas tenido en tu historia, tus préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito entre otros.

Además también tiene el histórico de cómo has pagado esas deudas, si has pagado a tiempo, si te atrasaste, o si tuviste que refinanciar esas deudas. Las deudas además de las financieras incluyen servicios como electricidad, telefonía y otros.

Esta recopilación de datos la realiza todo el sistema financiero a través de las centrales de riesgo o burós de crédito. En un episodio anterior hemos explicado que son los burós de crédito y cómo funcionan.

Básicamente todos los actores del sistema financiero colaboran reportando las deudas de todos sus usuarios y comparten esta información de modo que cada entidad pueda tomar sus decisiones de riesgos basadas no solo en la información que tiene esta entidad, como en la que se tiene en el resto del sistema.

Esta colaboración es importante para el sistema financiero porque evita problemas de sobre endeudamiento y falta de pago en cada institución, pero a la vez produce una mejora a todo el sistema al hacerlo más saludable y eficiente.

Si tu piensas utilizar algún servicio de crédito como un préstamo personal o una tarjeta, o si piensas sacar un crédito hipotecario para comprar tu casa es importante que tengas en cuenta que los bancos van a consultar tu historial de crédito, para evaluar si te darán este préstamo. En general, para obtener cualquier producto de crédito van a consultar tu historial.

Pero más aun, si no vas a usar el sistema financiero, pero quieres cambiar de plan de celular o adquirir un servicio que requiera un pago mensual, también muchas de estas empresas consultan el historial de crédito de sus potenciales clientes.

Si vas a abrir un negocio y tienes proveedores o clientes que vayan a trabajar con tu empresa, no solo consultaran el historial crediticio de tu empresa, sino que probablemente también consulten el historial del gerente o representante legal.

Finalmente en algunos países se está acostumbrando a revisar el historial crediticio inclusive en los procesos de selección de personal. Independientemente de los potenciales conflictos éticos de esta búsqueda, es cada vez más frecuente que se use este perfil crediticio para nuestras interacciones financieras. Así que es muy importante que mantengas un buen historial.

Para que puedas tener un buen historial crediticio, vamos a revisar varios consejos que te van a ayudar a tomar mejores decisiones para construir un perfil saludable.

En primer lugar, y quizás el consejo más importante de todos: Debes mantenerte al día en tus pagos de deudas y créditos. Esto significa que pagues completa y puntualmente tus obligaciones de pago. Y además, como hemos visto anteriormente no solo tiene que ver con deudas del sistema financiero, sino también con servicios y otras obligaciones.

Un pago puntual de tus deudas indica a las entidades que consultan tu perfil que tienes una capacidad de pago y una disciplina de cumplir tus obligaciones a tiempo y esto genera confianza. Sin embargo, un historial de incumplimientos, moras, atrasos genera la desconfianza de las instituciones.

Un segundo punto a considerar es evitar el sobre endeudamiento. Sobre endeudarte es adquirir muchas deudas de gran valor, quizás incluso por encima de tu capacidad de pago. Esto es una señal de alerta pues puede significar que estés más propenso a incumplir algún pago en el futuro.

Si mantenerte al día le da una idea al banco sobre tu comportamiento pasado, el sobre endeudamiento da algunas luces sobre el comportamiento futuro.

Para evitar el sobre endeudamiento, evita sacar muchas tarjetas de crédito, incluso es mejor consolidar varias deudas en un solo préstamo, de modo que ahorres intereses y costos.

También es recomendable controlar tus gastos, piensa que tus pagos de deudas no deberían sobrepasar el 30% o 40% de tus ingresos. Otro consejo para evitar el sobre endeudamiento es cancelar tus deudas antes de tiempo, revisa cual de ellas tiene intereses más altos o cual de ellas es más rápido para cancelarla.

Si tienes tarjetas de crédito, úsalas con inteligencia. Decide bien qué comprar y dónde comprar. En general usa tu crédito para las cosas que no puedes pagar de manera constante con tus ingresos, es decir gastos fuera de tu presupuesto.

También es importante que no uses tu tarjeta de crédito para disponer de efectivo, no solo porque este uso tiene intereses altísimos (incluso pueden ser los intereses más altos del mercado), sino que dan una señal de mal uso de tu crédito a los bancos que revisan tu historial. Un crédito de este tipo demuestra desesperación y malas decisiones.

Otro problema común con los créditos es la práctica de sacar préstamos o tarjetas de crédito para otras personas (ya sea amigos o familiares). Primero está el problema si es que la otra persona deja de pagarla o no la paga a tiempo, esto genera problemas en tu historial, pero también aun tu amigo o familiar la pague puntual, estás aumentando tu deuda total y puedes caer en el sobre endeudamiento.

Una práctica que puede ayudarte a bajar el uso del crédito y evitar pedir nuevos préstamos es crear tu fondo de emergencia.

Ya hemos tocado este tema antes en este podcast, pero este fondo es especialmente importante cuando tienes deudas, pues te ayudan a pagar tus obligaciones cuando tienes un imprevisto. Los imprevistos ocurren, gastos no planeados o problemas de dinero o atrasos en tus pagos, en todas estas situaciones, va a ser difícil que puedas cumplir con tus pagos de deudas si no tienes este fondo “separado” para estas emergencias.

Otro problema común que tienen las personas es que no saben las condiciones de los productos financieros que tienen. No conocen las tasas de interés, las condiciones de uso, las formas de pago, los costos moratorios, los canales de atención, etc. Toda esta información es entregada por las entidades financieras al momento de la contratación. Sin embargo, muy pocos leen toda esta información o peor aún, no las entienden.

Si ya tienes tarjetas, préstamos, cuentas de ahorro, o cualquier producto financiero, busca los contratos que te dieron cuando los adquiriste, si no los encuentras, llama a los números de atención de la entidad financiera y pídelos. Lee la información y tómala en consideración para usar mejor tus productos.

Si aún no cuentas con estos productos pero piensas pedir uno, infórmate de estas condiciones y compara las condiciones de cada producto en el mercado antes de escoger el que quieres.

En Comparabien puedes encontrar toda la información clave para que escojas libremente los diferentes productos del mercado. Tenemos información de cuentas de ahorro, depósitos a plazo, tarjetas de crédito, préstamos y diferentes tipos de seguros, para que cuando estés buscando qué producto elegir, puedas elegir el mejor.

Finalmente, no puedes combatir al enemigo sin conocerlo, en nuestro caso no puedes mejorar tu historial crediticio sin saber cual es tu situación actual. Conocer tu historial crediticio te ayudará a saber como te ven los bancos y entender qué areas debes mejorar y qué acciones tomar para este fin.

Existen muchas centrales de riesgo que ofrecen información para las personas. Por lo general, los burós de crédito ofrecen consultas gratuitas para informarte de tu propio perfil. Revisa las condiciones de los diferentes servicios para que puedas acceder a esta información.

Incluso algunas centrales tienen aplicaciones que no solo te pueden ayudar a ver tu reporte, sino que puedes configurar alarmas cuando tu perfil se encuentre en riesgo o cuando otras entidades consultan tu perfil.

También existen centrales públicas que ofrecen organismos del estado para poder consultar la información personal. Infórmate cuales opciones tienes disponible en donde vives para que puedas revisar tu historial.

No solo es importante revisarlo una vez, sino hacer un hábito de revisarlo cada cierto tiempo, ya sea de manera mensual o trimestral. Es una buena práctica y te ayuda a saber como vas.

Tu historial de crédito es muy importante y debes conocerlo y mejorarlo. Tienes las herramientas para tomar el control de tu propio perfil. Tómale importancia así no tengas un plan de corto plazo por sacar un préstamo, no olvides que en futuro puede ser que lo necesites.

Una vez que tienes un mal historial, toma mucho tiempo cambiarlo y que los bancos vuelvan a confiar en tí, la confianza es difícil de recuperar. Comienza tu futuro financiero desde ahora, está en tus manos.

Sigue nuestro Podcast