podcast

Cuando solicitar un préstamo puede ayudarte a ganar dinero

Enviado el Jue, 13/02/2020 - 19:20
Cuando solicitar un préstamo puede ayudarte a ganar dinero
A veces un préstamo puede usarse para algo más que un gasto. Aprende a diferenciar entre un gasto y una inversión y descubre cómo un préstamo puede ayudarte a ganar más ingresos ya sea financiando un estudio o una herramienta para tu trabajo.
Transcripción

Bienvenidos a El Poder de Elegir Bien, el podcast financiero de Comparabien. Somos Alfredo Ramírez y Marcello Mundaca y en este episodio hablaremos sobre las situaciones en las que solicitar un préstamo te ayuda a ganar dinero.

Normalmente un préstamo es para comprar o gastar en diferentes cosas, pero, ¿es posible solicitarlo para ganar dinero? Esa es la pregunta con la que comenzaremos hoy y tenemos a Marcello con nosotros.

En realidad si es posible, un préstamo para buscar un aumento en nuestros ingresos creo que si se puede lograr.

Pensemos un poquito en los diferentes usos que le podemos dar a un préstamo.

Mira, es muy simple. Podemos hacer una inversión para buscar un nuevo ingreso, que puede ser en un estudio, poner un negocio o por otro lado, usarlo para comprar algo , que ya vendría a ser un gasto.

Yo creo que la clave está en entender cuándo estamos hablando de un gasto y cuándo estamos viendo eso que gastamos como una inversión. ¿En qué situaciones crees que se ven estas diferencias?

Un gasto es algo que yo puedo adquirir, sea un producto o un servicio, que a futuro no me va a generar ningún ingreso, y tendré que gastar de mis ingresos para poder pagarlo. Por el contrario, en una inversión yo adquiero un estudio o algo que el día de mañana me genere un ingreso que me permita ya no utilizar lo que estoy ganando en estos momentos, sino lo que puedo ganar después para pagar eso. Esa es la principal diferencia de la que podríamos hablar de uno o de otro.

Lo que hace un gasto entonces es que, va a reducir mis ingresos en el futuro, porque voy a tener que pagar lo que he comprado, ya sea un viaje, un electrodoméstico o cualquier cosa que necesite. Sin embargo, una inversión, por el hecho de poder hacer que mis ingresos aumenten, significa que va a conseguir hacer que al aumentar mis ingresos, no tenga que gastar de lo que no tengo sino de lo nuevo que ha ingresado.

Es verdad, pero hay que considerar que no todos los gastos son malos. Un gasto no necesariamente nos va a generar un ingreso a futuro, pero si algo positivo.

Claro, es cierto lo que dices, todos tenemos que comer, tener un momento de recreación. No todos los gastos deben ser vistos como algo malo. Ahora es importante darnos cuenta que, en lo posible, utilicemos nuestros ingresos, sin pedir un préstamo, para cubrir nuestros gastos. Mientras que es un buen uso de un préstamo, utilizarlo para cubrir lo que no podemos hacerlo con nuestros ingresos, y de preferencia que pueda hacer que ganemos más dinero en el futuro.

En cualquiera de las dos opciones, sea gasto o inversión, siempre hay que planificar para saber cómo lo vamos a pagar o cómo vamos a recibir el ingreso a futuro.

Y para pagar es necesario saber cuáles son tus ingresos, cuáles son tus gastos, para saber cuánto dinero extra tienes para pagar ese crédito que vas a pagar a futuro.

Lo recomendable siempre es que la deuda no debería superar el 30% de los ingresos, con eso nos quedamos tranquilos.

Pensemos en algunos ejemplos de casos en los que un préstamo nos puede ayudar a ganar más dinero. Se me viene a la cabeza un caso muy claro, que es cuando pagamos estudios o un posgrado que hagan que podamos conseguir un mejor trabajo o un aumento o que nos coloque en una mejor posición en el mercado laboral.

Claro, ahí puedes ver a diferentes tipos de personas. Quizás una está llevando un estudio técnico o quiere sacar su título universitario; puedes tener a una persona que ya se tituló y quiere hacer un estudio adicional o un tercero que quiere una maestría. En cualquiera de los casos este tipo de persona busca salir de la posición laboral en la que está para buscar una posición mayor donde reciba un mayor salario.

En cierta forma el préstamo se paga solo por los ingresos que una persona pueda recibir. Yo vi algunos estudios que hablan que, las personas que estudian, por ejemplo, una maestría cuando terminan sus estudios puedes llegar a ganar por lo menos un 20% o 30% más que antes que comenzaran la maestría.

Si, también con las facilidades de ahora, podemos pedir un periodo de gracia donde yo comienzo a estudiar y luego cuando ya termino mi estudio y tengo quizás un aumento de sueldo, empiezo a pagar el crédito.

Otro ejemplo interesante sería trabajar en un emprendimiento o en un negocio propio. Si estamos pensando por ejemplo en emprendedores, en personas que tienen un negocio de mercadería, podemos pensar en un préstamo como un capital de trabajo.

Claro, hay muchos tipos de emprendimiento, pero el más fácil de entender es un comerciante, que puede tener su bodega o tienda, y tiene cerca una campaña del día de la madre y compra más cosas para poder venderlas, así tiene más ganancia y puede pagar el préstamo inicial.

La mercadería para poder trabajar en una campaña es un ejemplo interesante del capital de trabajo, pero también podemos hablar inclusive de mejoras en el negocio, por ejemplo una computadora que nos de más productividad para poder llevar nuestras finanzas de una mejor manera como un negocio es también una inversión. No solo estamos hablando del capital de trabajo sino también de la compra de activos o insumos que nos hagan ser más productivos y más eficientes en nuestro negocio.

Yo tengo un amigo que es un claro ejemplo, es diseñador web y lo que hizo es comprarse una computadora mejor y con eso tiene mayor capacidad y posibilidad de tomar cierto tipo de trabajos que le de un ingreso mayor y eso le permite pagar su nueva computadora.

También podemos hablar de vienes más grandes, por ejemplo un auto. Muchas personas piensan que un auto es simplemente un gasto, pero financiar un vehículo también puede ser una inversión. Lo puedes considerar como un gasto si lo compras y lo usas para ir y venir, pero si tu adquieres el vehículo y lo utilizas por ejemplo en taxi de aplicativo, el vehículo se empieza a pagar solo. Trabajando unas cuántas horas te da ese beneficio adicional que te permite pagar el auto.

Y no solo si tú lo vas a dirigir, también hay personas que compran uno, dos o tres autos y lo ponen a trabajar dándole en alquiler y terminan cobrando un porcentaje de lo que se genera con este negocio.

Finalmente creo que otra pregunta cae sobre la compra de un inmueble, de un departamento. Tú qué crees, ¿es un gasto o una inversión?

Depende de la operación, pero por lo general es una inversión. Hoy compro una casa a un precio y cuando termino de pagar esta casa va aumentando su valor, y adicionalmente me hago dueño de un bien y no tengo que pagarlo todos los meses, como un alquiler, que al final no me representa nada.

Si me pongo a pensar en el gasto de un alquiler y lo que pago en la cuota mensual de una casa, vemos que puede haber incluso un ahorro. Pero, adicionalmente lo que estamos haciendo es ganar un bien que nos va a ayudar en el futuro no solo a vivir en él sin tener que pagar, sino a que, en algún momento podamos venderlo esperando tener un mayor precio de venta del que nos costó al inicio.

Cuando alquilas un bien, pagas un alquiler pero no recibes nada a cambio, no eres dueño de ese bien. En cambio si compras un departamento financiado con un crédito, estás pagando algo que va a ser tuyo y un interés, por lo general ese interés es menor que el alquiler.

Además estamos hablando de la apreciación del capital. Si compramos una casa el vecindario puede mejorar y eso puede hacer que el metro cuadrado del lugar pueda aumentar y eso significa una ganancia en el futuro.

En todo sentido, comprar un departamento con un préstamo siempre va a ser mucho mejor que alquilar. Al ser una inversión fuerte, siempre hay que ver las posibilidades.

Creo que hemos desarrollado las ideas de cuando es un gasto o una inversión y hemos visto algunos ejemplos, en los que el préstamo que estamos tomando termina siendo una inversión porque nos genera mayores ingresos en el futuro. Otro consejo importante que les damos antes de escoger un préstamo personal o uno hipotecario o vehicular, es que puedan comparar realmente toda la información para que hagan una elección óptima para sus finanzas, no solamente del punto de vista de la cuota y poder pagarla, sino también cuáles son los gastos asociados que influyen finalmente en el costo final de un préstamo.

Si te gustó este episodio y quieres aprender más sobre cómo dar un mejor uso de dinero, suscríbete a este podcast y pasa la voz a tus amigos.

Sigue nuestro Podcast