podcast

¿Qué debo considerar al comprar mi primer auto?

Enviado el Mar, 06/04/2021 - 10:00
¿Qué debo considerar al comprar mi primer auto?
El primer auto es el sueño de muchos jóvenes cuando comienzan su vida laboral. En este episodio descubre los principales consejos para que puedas escoger, pagar y mantener seguro tu primer auto.
Transcripción

Así como tu primera casa marca tu vida, el primer auto es el sueño de muchos jóvenes y llegar a comprarlo es una meta muy común. A la hora de comprar tu auto debes tener en consideración muchos factores para que escojas bien, pero también debes definir cómo vas a pagarlo y cómo vas a mantenerlo seguro.

Soy Alfredo Ramírez y en este episodio vamos a revisar algunos consejos para comprar tu primer auto.

En el mundo en el que vivimos, tener un auto no es un lujo, sino a veces, una necesidad. La vida en la ciudad nos demanda movilizarnos al trabajo, a estudiar, a comprar, en fin a hacer muchas cosas. Un auto puede ser una buena alternativa para este fin.

Sin embargo, antes de pensar en comprar un auto, es importante plantearse si necesitas usar el auto para todo. Cada vez el tráfico es muy pesado en nuestras ciudades y todos sabemos que Ciudad de México, Lima o Bogotá se caracterizan por tener unos de los tráficos más pesados del mundo.

Si bien en muchos lugares, el transporte público no es de calidad y también puede ser peligroso, existen otras alternativas de movilidad que debes considerar, como la bicicleta, los viajes en taxi o incluso caminar. Todo va a depender de tu estilo de vida, si vives en un lugar cerca de todo, puedes ir caminando, si tu trabajo es lejos de casa en el centro de la ciudad, quizás el transporte público es para ti, para otros viajes esporádicos, quizás un taxi es efectivo.

En mi caso, llevo mas de 5 años sin tener un auto y debo decir que me va bien. Me canso menos del tránsito, hago ejercicio y de paso colaboro con el medio ambiente. Pero no faltan momentos en los que extraño tener la libertad de tener un auto para algunos viajes.

Si ya decidiste comprar tu auto, debes considerar varios aspectos para tomar la mejor decisión.

En primer lugar, ¿comprarás un auto nuevo o usado? Obviamente si los recursos fueran ilimitados, todos escogeremos el auto nuevo. No hay nada como un auto cero kilómetros, todo es nuevo, lo último en acabados, el olor a auto nuevo. Además el auto nuevo tiene menos probabilidades de dar problemas.

Pero un auto usado puede ser un buen negocio, en especial si consigues uno que tenga poco kilometraje. Un auto usado pero en buen estado puede ser tan bueno como uno nuevo, pero debes buscar bien y revisar todos los aspectos del auto. Asesórate por un mecánico experto que te ayude a revisar esos detalles técnicos que puedes pasar por alto.

Cuando compres un auto nuevo, debes tomar en consideración el costo de reventa. Se dice que todo auto al salir de la concesionaria pierde un 10% de su valor, porque pasa de ser un auto nuevo a ser un auto usado. Si compras uno nuevo revisa los precios de reventa de autos de la misma marca y modelo (con uno o dos años de antigüedad). Te conviene comprar uno que no baje tanto su valor, así lo podrás vender y recuperar más por tu dinero.

De la misma forma, esta es la razón por la que los autos usados pueden ser buenas alternativas a uno nuevo. Prefiere autos de máximo 3 años de antigüedad y también investiga el valor de reventa.

Otro aspecto a considerar para elegir el modelo de auto, es que consideres todos los costos, no solamente el valor de compra. Considera el consumo de combustible y los costos de mantenimiento.

Sobre el costo de mantenimiento, busca autos que tengan una buena red de servicio donde vives y que tengan planes de mantenimiento descontado por los primeros años.

Sobre el consumo de combustible, revisa los kilómetros por galón o litro de combustible y compáralo con los otros modelos que evalúes. También recuerda que además de la gasolina, puedes encontrar autos a diesel o gas que pueden ahorrarte dinero al ser combustibles mas baratos que la gasolina.

Finalmente una buena idea a considerar son los autos eléctricos o los híbridos (que usan gasolina y electricidad). Estas opciones pueden ahorrarte mucho dinero en el largo plazo y además ayudas al medio ambiente.

Con estas recomendaciones, escoge el auto que más se ajuste a tus necesidades. Ahora que ya sabes cuál quieres comprar, debes decidir cómo piensas pagarlo.

En primer lugar, debes preferir siempre comprar tu auto al contado (ya sea de lo que has ahorrado, o de la venta de tu anterior auto). Pagarlo al contado, te da la tranquilidad de no estar pagando por intereses al banco. Si no tienes todo el dinero, ¿puedes esperar unos meses más para ahorrar y juntar lo que te falta? Hazte esta pregunta y respóndela con sinceridad, hay mucho dinero en juego.

Si no te alcanza y necesitas el auto ahora, tu principal opción es comprar el auto pidiendo un crédito vehicular o de auto. Este crédito funciona muy parecido a un hipotecario. El banco te presta una parte del valor de compra (normalmente debes poner una inicial del 20% o 30%). Recuerda que deberás pagar este crédito mensualmente, normalmente en un plazo de 3 a 5 años, así que es muy importante que escojas bien tu financiamiento.

Para escoger el mejor crédito, no solo mires la tasa de interés. Debes mirar el costo total de tu crédito, y la mejor forma de entenderlo es que calcules la cuota mensual que deberás pagar por él. Casi todos los créditos vehiculares, incluyen además de la tasa de interés un seguro de vida (o desgravamen) y un seguro vehicular de todo riesgo (que cubre ante cualquier robo o accidente que pueda tener el auto mientras dure el crédito). Ya hablaremos de este seguro más adelante.

Ahora, independientemente que vayas a comprar tu auto a crédito y aun si no compras un auto nuevo sino que optas por un usado, debes considerar sacar un seguro para tu auto. Debes pensar que más que un seguro de tu “auto” (la máquina física), lo que estas consiguiendo es un seguro para tu inversión.

Imagínate que tu auto no es un objeto físico que lo dejas estacionado, que lo conduces, etc. piensa que tu auto es una suma de dinero, y no poco dinero. Es como llevar andando 10 mil o 20 mil dólares. Si llevaras esta cantidad de dinero todo el tiempo, te asegurarías de que este dinero este seguro. Eso es lo que hace un seguro, asegura tu inversión y todo el esfuerzo y trabajo que te costo juntar ese dinero.

Existen muchos tipos de seguros de auto, pero el que necesitas para proteger mejor tu inversión es un seguro a todo riesgo o de cobertura amplia. Estos seguros te cubren no solo ante un robo total de tu auto o una perdida completa, sino que también te cubren por los daños que puedan surgir por accidentes ligeros o graves y también robos parciales (lunas, llantas o tu equipo de sonido). Además de todo esto, también cubren los costos que son originados por un accidente ya sea costos médicos de las personas heridas, como daños a propiedad de terceros.

Compara todos los costos de los seguros antes de elegir el que más te conviene. No solo consideres el costo del seguro o prima, sino también las coberturas, límites y excepciones. Además el costo de los deducibles (los pagos que deberás hacer ante cada siniestro).

El lugar perfecto para encontrar toda esta información, ya sea para escoger tu crédito vehicular como tu seguro de auto, es Comparabien. Ahi encuentras toda la información que necesitas de bancos y aseguradoras para que escojas el mejor producto para que compres y asegures tu auto nuevo o usado. Te sorprenderás de lo fácil que es encontrar toda la información que estás buscando.

Un consejo final para los que buscan comprar su auto por medio de un crédito vehicular y quieren ahorrarse más en su cuota mensual. Como explicamos antes, tu crédito incluye un seguro de vida y un seguro de auto que el banco “anexa” a tu crédito. Esto se hace para tener más facilidad y tener un sólo costo de todo tu crédito. Sin embargo esos seguros que están incluidos en tu crédito no siempre son los más baratos o adecuados para ti.

Para tener tu crédito es obligatorio que tengas estos seguros, pero no es obligatorio que escojas los seguros que el banco incluye en tu crédito. Tu puedes decirle al banco que vas a escoger tus seguros por tu lado y aun así te deben dar el crédito. De esta forma tu puedes contratar un seguro aparte y “endosarlo” a tu crédito. Es tu derecho.

Un consejo final tiene que ver con tus emociones durante este proceso. Como hemos dicho, el primer auto es el sueño de muchas personas y esto puede afectar tus decisiones. Puedes “enamorarte” del auto equivocado o puedes encapricharte por comprar un auto más caro de lo que puedes pagar, o puedes no querer esperar un poco de tiempo para juntar el dinero necesario o juntar una inicial mayor, todo por las ganas de tenerlo ya junto a tí.

Es importante que en estos momentos tomes decisiones responsables y correctas, y no te dejes llevar por tus ganas o emociones. Por ejemplo muchas personas, por pagar un auto más caro del que pueden pagar, se meten en deudas que son difíciles de pagar o pagan más por el auto y “ahorran” quitándole el seguro, luego cuando sufren un accidente o les roban el auto, se dan cuenta de la mala decisión, pero no hay vuelta atrás.

Como ves, hay muchos factores a considerar para escoger tu primer auto. Esta debe ser una bonita experiencia y esperamos que con estos consejos sea el inicio de un viaje responsable y seguro con tu auto.

Sigue nuestro Podcast