Los 3 errores más comunes al participar de un fondo colectivo

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 24/03/2019 - 09:32
Si estás pensando adquirir un auto a través de este sistema, ten en cuenta su funcionamiento para evitar molestias en el futuro.

Los fondos colectivos permiten que muchas personas adquieran un auto tras pagar un número determinado de cuotas. Se les llama colectivos porque la dinámica consiste en formar grupos con diferentes aportadores, donde cada mes en una reunión mensual, alguien se adjudica el auto por el que ha estado pagando, basado en diferentes factores.

Aunque te permiten acceder a un auto, no son iguales a los créditos vehiculares, y una de las principales diferencias es que no es necesario contar con una cuota inicial, pero sí pagar una cuota de inscripción, sin embargo, esta última representa un monto mucho menor que la clásica cuota inicial.

Antes de decidirte por uno de ellos, debes tener en cuenta ciertos puntos para entender si es una alternativa válida para tu perfil o no. En este sentido, los errores más comunes de quienes eligen este tipo de sistema son los siguientes:

1. Pensar que obtendrás el auto al primer momento
La principal característica de los fondos colectivos es que el vehículo no se obtiene al inicio. No es un crédito, sino un sistema de ahorro programado, por lo tanto, las personas deben estar dispuestas a esperar por la llegada del auto hasta que terminen de cancelar el número de cuotas o hasta que salgan sorteados.

2. No dar importancia a los sorteos mensuales
Cada mes se hacen reuniones donde uno de los miembros del grupo puede salir sorteado para llevarse el auto, esto en función al número de cuotas que haya pagado, pero también hay posibilidades de llevárselo por remate, adelantando un número determinado de cuotas. Es importante considerar estas posibilidades como una forma de acceder de forma más rápida al auto.

3. No tener una táctica de compra
Lo ideal es que, al ingresar al sistema de fondos colectivos, tengas en mente cómo adjudicar el vehículo. Por ejemplo, aprovechar ingresos adicionales como las gratificaciones o CTS para adelantar cuotas o participar por el remate. Otra táctica consiste en adquirir un certificado y luego, cuando los ingresos se incrementen, ampliarlo por uno de mayor valor. Es importarse plantear estos puntos y recibir la información necesaria para sacar el máximo provecho del sistema.

Recuerda que cada fondo tiene diferentes condiciones, cuotas de inscripción y manejo de dinámica, por lo que es ideal que compares las alternativas antes de tomar una decisión. Para hacerlo, utiliza el comparador de fondos colectivos de Comparabien.com.pe.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios