4 diferencias entre una cuenta de ahorros y un Depósito a Plazo Fijo

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 11/06/2018 - 11:43
Si quieres decidir qué hacer con tu dinero, pero no tienes muy claras las diferencias entre ambos instrumentos, aquí te contamos todo.

Seguramente has escuchado que si cuentas con algo de dinero lo más recomendable es colocarlo cuanto antes en el sistema financiero, así no solo estará más seguro, sino que también podrá crecer.

>>>Encuentra la mejor cuenta DPF para ti<<<

1. Con las cuentas de ahorro puedes retirar el dinero cuando quieras
Al depositar tu dinero, puedes utilizarlo en el momento en que deseas –aunque lo recomendable es que lo dejes en el banco y no lo gastes-; en cambio, al abrir un DPF firmas un compromiso mediante el cual se establece un plazo determinado y no podrás retirar tu dinero hasta que se cumpla.

2. Los DPF te pagan tasas de interés más altas
Las cuentas de ahorros te pagan un interés, pero los Depósitos a Plazo tienen tasas más altas. Esto sucede porque la restricción de no mover el dinero permite que las entidades puedan realizar movimientos con él y generar las ganancias. Dentro de las cuentas de ahorros también puedes encontrar tasas más altas que otras, por lo que siempre debes comparar las alternativas.

>>>Conoce las tasas y condiciones de todas las cuentas del Perú<<<

3. En las cuentas de ahorros, puedes depositar dinero cuando quieres
Si ganas un bono o recibes algún dinero extra, puedes depositarlo en tu cuenta de ahorros cuando desees, pero en el caso de los DPF se firma un contrato con el monto depositado y no puedes modificarlo hasta el cumplimiento del mismo. Algunas entidades financieras tienen la modalidad de Suma y Crece, que te permiten ir aumentando tu Depósito a Plazo, por lo que puedes realizar las averiguaciones si eso es lo que deseas.

4. El pago de intereses en el DPF puede ser de dos maneras
Si abres un DPF, puedes elegir que tus intereses sean abonados a tu cuenta una vez cumplido el plazo o, por otro lado, pedir que sean depositados de manera mensual en otra cuenta. Esto lo suelen hacer quienes depositan cantidades muy altas y utilizan los intereses mensuales a modo de pensión.

En ambos casos es ideal que tengas en claro que cada entidad paga tasas diferentes, por ejemplo, las cajas y financieras suelen ofrecer intereses más altos que los bancos. Antes de abrir alguno, asegúrate de Comparabien.com.pe.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.