La cultura financiera en el Perú

Enviado por Enrique Diaz el Jue, 24/11/2011 - 11:48

Sí usted depositó mil soles en enero y pactó una tasa efectiva de interés anual de 9.75 % ¿Cuánto habrá acumulado a fines de año?. Si por casualidad no sabe la respuesta o tiene dudas, no se aflija pues estaría en una situación similar en la que parecen estar el 60 % de los peruanos.

En efecto la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP acaba de publicar resultados sobre una encuesta de cultura financiera, en la que resaltan algunos interesantes hallazgos:

  • Cerca del 50 % de os entrevistados no sabe como explicar los efectos de la inflación sobre sus posibilidades de compra
  • Sólo 40% de los encuestados sabe calcular intereses de su cuenta de ahorros
  • Las personas de menores ingresos tienden a ahorrar mas en el hogar (“bajo el colchón”)
  • Una proporción pequeña de personas con menor educación utilizan los servicios del sistema financiero
  • 40% de las personas no hacen comparaciones previas para adquirir un producto financiero
  • Sólo 25 % de los entrevistados podrían cubrir sus gastos por 3 meses a más sin tomar deudas; en caso perdiera su principal fuente de ingresos (insuficiencia de ahorro para emergencias)

La encuesta también nos trae algunas buenas noticias como es el hecho que el 80 % de los respondientes manifiestan elaborar un presupuesto familiar (para planificar sus gastos).

Estos resultados evidencian que nuestra población carece de suficiente cultura financiera. Es decir, que no tiene cabal entendimiento de conceptos financieros básicos, no planifica adecuadamente sus finanzas, ahorra menos de lo necesario e utiliza inadecuadamente los productos o servicios que el sistema financiero le brinda.

¿Por qué eso me debe preocupar? Básicamente porque la falta de tal cultura nos hace perder dinero al provocar que tomemos decisiones financieras equivocadas. ¿Se ha arrepentido algunas veces por haber tomado un préstamo que luego descubre que lo pudo conseguir mas barato?; ¿Se ha lamentado por recibir menos intereses por sus depósitos que los que esperaba sencillamente por que calculó mas lo que creyó iba a ganar?, ¿Se ha tenido que endeudar “a la volada” por no haber guardado “pan para mayo”?.

Si en cambio usted está en el grupo de los que sabe algo más de temas financieros, y afortunadamente casi no le suceden situaciones inconvenientes como las descritas, ¿no le debe inquietar la menor cultura financiera de los demás?. Lo cierto es que cuanto menos conocimiento financiero exista, la gente se mantendrá al margen del sistema financiero y con ello los productos financieros no se abaratarán en toda su dimensión pues, a falta de escala, nos seguirán cobrando a la todavía minoritaria proporción de usuarios todos los costos de generación de los mismos. Así, indudablemente usted también se beneficiaría si la cultura financiera de los demás mejorase.

De esta forma, con independencia de nuestra condición actual respecto al tema, será de interés común el propiciar que la cultura financiera mejore en nuestro país. Al frente de ello posiblemente la instituciones del sistema financiero (incluido por su supuesto su regulador), deberían liderar este movimiento por ser además los principales favorecidos de las mejoras que ocurran en este campo. Las entidades educativas de todo nivel deberían concederle un espacio constante al tema.

Pero lo principal será ir mostrando a las personas el valor cotidiano de ir mejorando su conocimiento financiero. Recordemos que todos somos distintos, incluso financieramente, y que por tanto las soluciones no pueden ser universales (no siempre nos quedará bien la “ropa” hecha para otros). Saber personalizar las herramientas y los mensajes será parte esencial del camino a seguir.

Nosotros seguiremos insistiendo en nuestra prédica de brindar educación financiera a quien lo necesite (ver www.mcifperu.com). ¿Se animan a empujar este tren con nosotros?

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios