¿Cambias dólares constantemente? Estos son los tres peores errores que puedes estar cometiendo

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 13/08/2019 - 09:45
Si ganas tu sueldo en dólares o tienes gastos en esa moneda, podrías estar perdiendo dinero al comprar o vender esta divisa.

En un país con una economía altamente dolarizada como el Perú, comprar y vender dólares forma parte de nuestra rutina financiera. Ya sea para pagar un crédito vehicular, préstamo personal o crédito hipotecario en dólares o porque ganan su sueldo en esa moneda, millones de peruanos diariamente se exponen a los vaivenes del tipo de cambio.

Hoy te contamos qué errores puedes estar cometiendo si tienes varias monedas.

1. Usar tus cuentas de banco para cambiar monedas transfiriendo entre ellas

A todos nos ha pasado. Es el último día para pagar tu tarjeta crédito o tu préstamo en dólares, ya cerraron las casas de cambio y no te encuentras cerca de una zona en la que puedas encontrar cambistas en la calle.

Entonces, decides hacer una transferencia desde tu cuenta en soles a tu cuenta en dólares. O, lo que es igual de dañino para tus finanzas personales, pagas directamente tu deuda en moneda extranjera desde tu cuenta en soles. O retiras dólares de tu cuenta en soles a través de un cajero automático.

Estos son los errores más comunes y más costosos que se pueden cometer a la hora de cambiar monedas. Como explica Moisés Otero, experto de la plataforma de cambio de dólares online Midpoint FX, los bancos en el Perú aplican tasas muy bajas para la compra de dólares y muy altas para la venta, lo cual en la práctica lleva a que te paguen muy poco por tus dólares o te cobren precios altos por venderte esa moneda.

El especialista calcula que la diferencia entre las tasas promedio de los bancos y del resto de opciones del mercado hace que en una operación para comprar o vender US$1,000, se puedan perder entre S/ 55 y S/ 200.

2. No comparar las diferentes opciones del mercado

Especialmente si necesitas cambiar una cantidad grande de dinero, debes acostumbrarte a comparar las distintas opciones que ofrece el mercado y decidir en base a la conveniencia, la seguridad y la tasa que te ofrece cada una de ellas.

En líneas generales, puedes comprar o vender dólares en un banco, en una casa de cambios, en un cambista en la calle o utilizando los servicios de una casa de cambios online.

Como ya hemos explicado, los bancos aplican los mayores spreads (la diferencia entre la compra y la venta) de todas las opciones, por lo que solo debes utilizarlos en caso de una emergencia.

En el resto de las alternativas puedes encontrar que el precio de los dólares es más o menos similar, pero la principal diferencia está en la conveniencia.

En el caso de las casas de cambio y los cambistas en la calle, la desventaja más marcada es la inseguridad, dado que la operación tiene que hacerse en efectivo y vas a tener que caminar con tu dinero en el bolsillo.

Las casas de cambio online permiten realizar operaciones completamente a través de Internet: haces una transferencia de dinero en una moneda desde una de tus cuentas y en minutos puedes recibir el equivalente en una cuenta en otra moneda, de manera rápida, segura y a un mejor tipo de cambio.

Sin embargo, incluso si optas por una casa de cambio online, notarás que cada una de ellas maneja distintos precios del dólar y diferentes spreads, dependiendo de su modelo de negocio.

En el caso de la plataforma de cambios digital Midpoint FX, los clientes tienen acceso a las tasas más convenientes debido a que aplica la economía colaborativa para permitir que personas, pymes y startups cambien soles y dólares entre ellas al mejor tipo de cambio.

3. No elegir con cuidado en qué momento hacer la operación

El precio del dólar es una variable que va fluctuando en el tiempo dependiendo de la oferta y la demanda de esta moneda frente al sol peruano. En estos vaivenes pesan factores internos, como las decisiones del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), la inflación y cómo avanzan las exportaciones y las importaciones.

También juegan factores externos, como las políticas de la Reserva Federal de Estados Unidos y hasta factores que podríamos denominar emocionales, como cuando las malas noticias generan un pesimismo que lleva a los inversionistas a refugiarse en los dólares, empujando su precio al alza.

Por ello, lo más saludable es que te mantengas enterado sobre cómo va evolucionando el tipo de cambio y tomes la decisión de en qué momento hacer tu operación de acuerdo a la tendencia, aprovechando los momentos al alza para vender dólares y a la baja para comprarlos.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios