¿Cuáles son los tipos de cuentas de ahorro que existen y cómo elegir la que más me conviene?

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 25/01/2019 - 09:19
¿Sabías que existen diferentes cuentas de ahorros? Así como hay tarjetas de crédito ideales para cada perfil, con diferentes beneficios y requisitos, lo mismo sucede cuando buscas ahorrar.

Cada banco o entidad financiera ha creado diferentes tipos de cuentas que buscan satisfacer las necesidades de los distintos grupos de usuarios; por eso, para asegurarte de elegir la opción correcta para tu dinero, es necesario que sepas cuáles son y cuál de ellas se adecúa mejor a tus metas.

1. Cuenta de ahorro simple o costo cero
Algunos la llaman “mi primera cuenta”, “cuenta simple”, etc., y se trata de la más básica de todas, ideal para quienes buscan un lugar para depositar sus ahorros. El rasgo principal es que no se suele cobrar mantenimiento, permitiendo que las personas depositen y retiren el dinero cuando desean.

Si nunca has tenido una cuenta de ahorros, esta es ideal, pues solo tendrás que depositar tu dinero y no preocuparte por nada más.

2. Cuentas “con premio”
Este tipo de cuentas son populares porque permiten que los usuarios participen de sorteos mensualmente, ya sea por departamentos, viajes o por montos altos de dinero. La diferencia con la anterior, además de los premios, es que piden un saldo de equilibrio para no cobrar mantenimiento y algunas veces, tienen un monto mínimo de apertura. Si cumples con ese monto y estás seguro de mantener el saldo de equilibrio para exonerar el mantenimiento, es una buena alternativa, pues tienes las posibilidades de ser elegido ganador.

3. Cuentas con movimientos ilimitados
Este tipo de cuentas son ideales para quienes necesitan depositar y retirar dinero constantemente, más que mantener sus ahorros. En las otras cuentas, lo común es que el número de movimientos esté limitado, mientras que, en estas, los usuarios pueden hacerlo cuantas veces deseen a través de los diferentes canales.

4. Cuentas con tasas especiales
La característica principal es que tu dinero crece más porque tienen tasas de interés más competitivas; sin embargo, el saldo de equilibrio es mucho mayor y los retiros son limitados, pues la idea es que el dinero se mantenga allí. Sin embargo, si lo que te interesa es obtener ganancias y no tienes interés en usar el dinero, más recomendable sería un Depósito a Plazo Fijo.

En términos generales, estos son los tipos de cuentas que podrás encontrar en los diferentes bancos y entidades financieras. Evalúa cuáles son tus objetivos, cuánto efectivo tienes y compara las alternativas, para así elegir con cuidado. Recuerda, lo más importante es que tu dinero se encuentre seguro y que recibas beneficios por eso.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios