Finanzas de terror: El carrusel de deudas y cómo evitar caer en él

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 05/02/2020 - 12:02
¿Te suena el término ‘carrusel de deudas’? Si no, lo que te podemos decir es que se trata de uno de los peores sustos financieros en los que alguien puede caer. ¡Conoce los detalles!

El carrusel es uno de los juegos favoritos de los niños, pero para los adultos y en el mundo financiero, el significado es totalmente distinto. Se le conoce carrusel de deudas a la situación en la que una persona solicita un préstamo personal, y cuando se da cuenta de que no puede pagarlo, pide otro préstamo para pagar el primero. Esto se repite una y otra vez, siempre pagando la deuda pidiendo otro crédito.

Ahora, no solamente se da con un préstamo personal, también puede darse con las tarjetas de crédito. Cuando llega la cuota mensual de una tarjeta, ves que es un monto muy elevado y lo que haces es utilizar otra de tus tarjetas para pagar la primera. Al final, mes tras mes terminas dedicando cada vez más dinero al pago de las deudas, y sin salir de ellas.

Al carrusel también se le conoce como una bola de nieve de deudas, y las consecuencias de caer en él son negativas, ya que termina dañando tu historial crediticio y dándote una mala imagen ante los bancos y entidades financieras, quienes empiezan a verte como un cliente riesgoso.

¿Cómo se inicia un carrusel de deudas?

Es bastante común que los gastos hormigas lleven a los usuarios a caer en una situación como esta. Este tipo de gastos son vistos como inofensivos e insignificantes, pero la verdad es que poco a poco terminan sumando y al final, pueden implicar un desembolso de dinero bastante fuerte. Normalmente se cubren con la tarjeta de crédito, y lo que sucede después lo ya mencionado: utilizan otra tarjeta para pagar la deuda una y así sucesivamente.

Otra situación que origina caer en un carrusel de deudas es tener que afrontar alguna emergencia sin tener ahorros. Algún gasto fuerte puede desestabilizar el presupuesto y si sigues gastando con regularidad, las deudas nunca se reducirán.

Entonces, en lugar de ahorrar para salir de deudas, los usuarios se acostumbran a solicitar compras de deuda y a pedir otros préstamos, y van de deuda en deuda, dando vueltas, sin salir de eso. Por otro lado, solo viven para pagar los pendientes, y no logran generar un ahorro ni construir su patrimonio.

¿Cómo salir del carrusel de deudas?

1. En primer lugar, es necesario empezar a controlar los gastos para dejar de caer en más y más deudas. Organiza tus gastos e incluye la cuota de lo que debes pagar, sea un préstamo o tu tarjeta de crédito. Así tendrás una idea de cuánto puedes gastar. ¿Qué gastos puedes recortar? Prioriza tus obligaciones principales, como alquiler, alimentación, transporte, educación, y recorta gastos como compra de ropa, salidas a comer, al cine, entre otros.

2. En segundo lugar, tenga como regla no destinar más del 30% de sus ingresos en el pago de deudas. De esta manera, podrás organizar bien tus gastos y tu dinero.

3. Puedes solicitar una compra de deuda a la entidad financiera que prefieras. De esta manera, unificarás todas las deudas en una sola, y obtendrás un calendario de pagos que se acomode a tu perfil.

4. Debes elegir una cuota que puedas pagar sin problemas, que no te asfixie pero que tampoco sea la más barata, ya que demorarás mucho en pagar el total de la deuda.

5. Si no quieres solicitar una compra de deuda, también puedes solicitar un préstamo personal, pero es necesario que ordenes tus finanzas antes y elijas una cuota mensual que sí puedas pagar. Además, otra parte importante es que asumas el compromiso de pagar todo de manera puntual y reconozcas lo serio del asunto.

Para comparar los distintos préstamos personales del mercado peruano, utiliza el comparador de Comparabien.com.pe.

No lo olvides, caer en un carrusel de deudas es algo que no te conviene, pero no significa que no puedas salir de eso. Corrige tus hábitos y poco a poco verás más cambios de los que crees.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios