¿Vale la pena utilizar mi tarjeta de crédito en caso de emergencias?

Enviado el Lun, 02/04/2018 - 11:16
Para las emergencias lo ideal es tener un fondo, pero si no cuentas con uno, la tarjeta de crédito podría sacarte de algún apuro.
¿Vale la pena utilizar mi tarjeta de crédito en caso de emergencias?

Si necesitas pagar los gastos médicos producidos por algún accidente o si se malogra tu auto y tienes que pagar el taller, ¿será la tarjeta de crédito el medio ideal para realizar estos pagos? Si bien hay muchas personas que las utilizan para realizar compras y aprovechar descuentos y ofertas, hay otras que han reservado su uso exclusivamente para cubrir alguna emergencia.

La tarjeta puede ser una gran aliada al momento de enfrentar una situación inesperada, ya que te permite cubrir los gastos a la brevedad posible y sin tener que realizar mayores trámites. Sin embargo, lo ideal es que en este tipo de situaciones puedas recurrir a tu fondo de emergencia, el cual será fruto de tus ahorros. Este fondo te permitirá disponer del dinero que necesites con una diferencia fundamental, no tendrás que pagar los intereses.

Pero, ¿por qué no debería usar mi tarjeta?
Si bien la tarjeta te puede sacar del apuro en algún momento, no es recomendable acostumbrarse a eso, ya que podrías terminar olvidando la importancia de construir tu propio fondo. Además, en caso llegaran a presentarse dos emergencias seguidas que debas atender, podrías sobregirarte o tener una cuota a fin de mes que perjudique tu presupuesto.

Entonces, ya sea para emergencias o compras, el uso de la tarjeta de crédito debe estar regulado y siempre teniendo en cuenta el pago que se realizará a fin de mes, de esta manera no se saldrá de control.

No olvides que cada cierto tiempo es importante verificar que la tarjeta que posees es la ideal para ti. ¿Cómo hacerlo? Utilizando el comparador de tarjetas de crédito de Comparabien.com.pe.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.