¿Cómo empezar la educación financiera?

Enviado el Dom, 21/11/2021 - 08:25
¿Cómo empezar la educación financiera?

Siempre es importante buscar la manera para mejorar nuestras habilidades en el manejo de nuestras finanzas personales. Por eso, si estás interesado en empezar la educación financiera, a continuación te contaremos por qué es básico aplicarla en tu día a día y todos los beneficios que a, largo plazo, podrás obtener.

¿Cómo se puede mejorar la educación financiera? 

Al hablar de educación financiera nos referimos a los conocimientos, habilidades, y actitudes que nos ayudarán a tomar decisiones financieras acertadas. Para mejorar nuestra educación financiera debemos, primero, hacer un diagnóstico de cómo manejamos nuestro dinero, respondiendo  estas 5 preguntas:

  • ¿Tengo un presupuesto definido en base a mis metas?
  • ¿Mi familia sabe cómo administrar con responsabilidad los gastos y deudas?
  • ¿Mi familia conoce qué beneficios brinda el tener un programa de ahorro?
  • ¿Mi familia está protegida financieramente ante cualquier evento de enfermedad, accidente o discapacitación?

Cuando respondas estas preguntas, estarás camino a tomar decisiones responsables y actuar para curar ese mal. Aquí, algunas recomendaciones para lograr dormir tranquilo todas las noches.

  • Organiza tus finanzas con un presupuesto.
  • Controla los gastos pequeños.
  • Ponte metas para ahorrar con un propósito.
  • Usa el crédito como última opción de pago.
  • Crea tu fondo de emergencia.
  • Separa un valor mensual para invertir.
  • Antes de cualquier decisión financiera, compara las diferentes opciones.
  • Aprende cosas nuevas.

¿Cómo obtener una educación financiera?

Para empezar de lleno es importante que te informes: en internet hay múltiples opciones para aprender sobre educación financiera. Además, la SBS -Superintendencia de Banca y Seguros- (https://www.sbs.gob.pe/material-de-educacion-financiera) brinda materiales educativos para adultos y niños para aprender fácilmente sobre diferentes temas que te ayudarán a ser más responsable con el manejo de tu dinero.

¿Cómo empezar mi vida financiera? Lo recomendable es empezar a educar a los niños sobre la administración correcta del dinero, con conocimiento básico de administración financiera. Ello, permitirá tener un conocimiento amplio de la administración y la posibilidad de aplicarlo a las actividades y decisiones del día a día.

¿Cuáles son los tipos de educación financiera?

La educación financiera incluye algunos términos que debes tener muy claros:

  • Ingresos: dinero que llega a tus bolsillos, fruto de tu trabajo.
  • Ahorro: dinero que o gastas y que acumulas para objetivos, en su mayoría, a largo plazo.
  • Gastos: compromisos monetarios que se cumplen mes a mes.
  • Inversión: tu dinero circula y genera ganancias en corto, mediano y largo plazo.
  • Endeudamiento: tu comportamiento ante el préstamo de dinero. Tener un buen endeudamiento te permite tener un historial crediticio favorable, mientras un mal endeudamiento puede dejarte en la bancarrota.

¿Cómo mejorar las finanzas en el hogar?

Aquí algunos tips para mejorar las finanzas en el hogar: 

Reduce tus gastos

Es importante que recortes, al menos temporalmente, todos los gastos innecesarios o los que aumenten el costo de los gastos indispensables. Si bien la alimentación es un gasto básico, evita consumir productos de lujo o comer frecuentemente en restaurantes.

Planifica tus ingresos extras

Planifica cómo ahorrar tus ingresos adicionales como las gratificaciones de julio y diciembre. Antes de gastarlo, debes saber lo que harás con ese dinero. Prioriza la estabilización de tus finanzas personales.

Compra solo lo indispensable

Busca sustitutos más baratos, compra a granel o consume frutas y verduras de temporada. Debes aprovechar al máximo cualquier oferta que ofrecen los supermercados o mercados.

Involucra a tu familia

Al hacer el presupuesto del mes, incluye a los más pequeños de la casa. Explícales cómo pueden ahorrar en el consumo de servicios, como la electricidad, el agua o el teléfono y da incentivos no monetarios como stickers en la puerta de su habitación. Si incentivas a tu familia a tener buenos hábitos de ahorro, estoy segura que te ayudaran a salir adelante en los momentos difíciles.

Paga tus deudas

Es importante que priorices las deudas pendientes, pero sobre todo las que pagas más interés o las de tasa variable. En caso de que estés al día, es una buena idea adelantar pagos para reducir los intereses y cuotas.

Aprende de tus errores

Si este mes lo estás pasando con las justas, sea por haber gastado en exceso en meses de fiesta o feriados largos, por no pagar a tiempo, evita cometer el mismo error en el resto de los meses del año y toma mejores decisiones. 

Dedica tiempo a tu educación financiera

Aprende buenos hábitos financieros para tener un excelente año. Coloca frases motivadoras de las metas que quieres lograr, en sitios donde sean de fácil visibilidad.

¿Cómo ser más inteligente con tu dinero?

Si ya decidiste mejorar tus finanzas y estás interesado en la educación financiera. Debo decirte que has tomado la mejor decisión. Ahora, una de las cosas que debes tener en cuenta que no solo debes buscar en administrar bien tu dinero, sino rentabilizarlo.

Al empezar ahorrar, puedes utilizar diferentes productos bancarios que harán más fácil este proceso: junta tu dinero mensual en una cuenta de ahorro y también un fondo de emergencia. La herramienta clave para lograr este objetivo es el presupuesto. 

Otra forma de ser inteligente con tu dinero es abriendo un depósito a plazo te pueda ayudar a concretar las metas u objetivos personales que nos propongamos con rentabilidad a largo plazo. Encuentra el mejor depósito a plazo a través de nuestro comparador, AQUÍ.

Recuerda que ahorrar no es difícil, solo debes tener disciplina y constancia. Organízate y ponte metas de ahorro simples. Eso te permitirá organizarte y reducir gastos, o pagar más rápido algunas deudas. 
 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.