Depósito a plazo fijo vs. Cuentas de ahorro, ¿cuál es mejor?

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 21/04/2019 - 09:26
Si tienes un monto de dinero y quieres saber cuál es la opción que más te conviene, presta atención a estos puntos clave para decidir.

Cada año los peruanos aprenden un poco más sobre el ahorro y por qué es importante no gastarse todo el sueldo en compras, salidas y demás elementos. Y una vez que reúnen cierta cantidad de dinero, lo que toca decidir es qué hacer con él. ¿Una cuenta de ahorros será lo mejor? Pero, ¿qué hay de los depósitos a plazo fijo? ¿No son alternativas interesantes también?

Lo cierto es que hay muchas cosas que puedes hacer con tus ahorros, pero para tomar una decisión, debes considerar algunos puntos clave, entre ellos, cuánta ganancia esperas recibir, así como tu perfil:

1. ¿Usarás ese dinero en un corto tiempo?
Si la respuesta es no, entonces un Depósito a Plazo Fijo sería una opción ideal, ya que firmarás un contrato en el que te comprometes a no retirar el dinero antes de que se venza el plazo establecido. Entonces, si abres un DPF a un año, tendrás que dejar tu dinero allí hasta que se cumpla el día. Si tienes planes para el efectivo, no es la opción indicada.

2. Si apenas estás empezando a juntar dinero
En este caso, cuando recién estás empezando a ahorrar, lo más conveniente es una cuenta de ahorros con una tasa de interés atractiva. Básicamente porque en un DPF solo depositas el dinero y hay montos mínimos que cumplir. Algunas entidades tienen una opción donde puedes ir aumentando el dinero, pero otras no permiten hacer modificaciones a la cantidad inicial.

3. Si quieres tener libertad de usarlo
Si quieres ahorrar y ganar intereses, pero tener libertad de usar el dinero cuando desees en lo que desees, una cuenta de ahorros sigue siendo tu mejor opción, pues con un DPF no tendrás esa libertad.

4. Si eres un mal ahorrador
Si de milagro lograste juntar cierta cantidad de dinero y necesitas evitar gastarla a toda costa, un DPF es ideal, ya que no tendrás una tarjeta ni habrá forma de retirar el dinero sin anular el contrato, lo cual es un proceso más largo y que te hará pensar dos veces antes de tomar la decisión.

Como ves, ambas opciones son muy convenientes, pero la elección dependerá enteramente de tus necesidades. Además, recuerda que no todas las opciones tienen una tasa de interés competitiva, lo ideal es que las compares antes de elegir alguna para estar seguro de optar por la alternativa correcta.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios