¿Pagarás deudas con tu grati? Este es el orden en que debes hacerlo

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 30/11/2018 - 09:58
Mientras que algunos usarán la gratificación para cubrir las compras navideñas, otros cancelarán las deudas que tienen pendientes.

Una de las mejores cosas de diciembre, además de las celebraciones, es el pago de la gratificación, el cual debería llegar, por ley, a más tardar el 15 del mes. Muchas personas han planeado con cuidado en qué usarán este dinero: compras navideñas, financiar un viaje, etc., mientras que, para otras, el propósito es algo diferente: pagar deudas.

Utilizar la gratificación para ponerse al día y cancelar algunas deudas es una de las decisiones más sabias, pues te permite mantener tus finanzas bajo control y reducir tu nivel de endeudamiento. Además, al pagar por anticipado, también ahorras en los intereses que estas deudas puedan generar.

Ahora, lo cierto es que existen diferentes tipos de deudas y si quieres sacarle el máximo provecho a tu grati, lo mejor es que identifiques cuáles son las que deberías atender con mayor urgencia y en su totalidad.

En primer lugar, si retiraste efectivo de tu tarjeta de crédito, esta es la deuda que debe tener prioridad en tu lista, pues los intereses que se cobran por disposición de efectivo en las tarjetas muchas veces sobrepasan el 100%. Entonces, en lo posible, cancélala en un solo pago y olvídate de ella. Luego, si también utilizaste tu tarjeta para comprar en cuotas, esta debe ser la segunda eliminada. En tercer lugar, vendrían los pagos pendientes por algún préstamo, esto porque los intereses suelen ser menores.

¿Es necesario utilizar toda tu grati en el pago de deudas? La respuesta es no. Lo ideal es que priorices la eliminación de las deudas más peligrosas, pero no hay nada de malo en que separes un porcentaje para realizar alguna compra.

Por otro lado, si utilizaste el 50% para cancelar deudas, en lugar de usar el 50% restante en compras, destina un 20% o 25% al ahorro en un instrumento que te pague intereses, como un depósito a plazo, para que así tu dinero siga creciendo y generando intereses que más adelante puedas aprovechar.

Ya lo sabes, en el balance está el éxito.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios