¿Sabes cómo funciona el seguro vehicular en caso de accidentes leves y graves?

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 06/06/2018 - 15:15
¿Sabes cómo funciona el seguro vehicular en caso de accidentes leves y graves?

La principal razón por la que los conductores adquieren un seguro de auto es para proteger sus vehículos y sus bolsillos en caso de un accidente. En el territorio nacional, a diario se producen cientos de choques, colisiones y atropellos, los cuales ocasionan gastos de miles de soles a los involucrados si es que no se encuentran asegurados.

Encuentra el mejor seguro para tu carrro

A pesar de que la cobertura sea la misma en caso de accidentes vehiculares, las aseguradoras tienen diferentes formas de actuar y estas dependen de la gravedad del accidente.

Accidentes menores
En primer lugar, si hablamos de un accidente leve o menor, nos referimos a uno en el que no haya terceros involucrados, los daños causados al vehículo sean mínimos o el impacto o choque fue a baja velocidad.

En estos casos, la mayoría de aseguradoras tiene el mismo procedimiento: Primero, debes reportar el accidente comunicándote con tu empresa aseguradora a la central de emergencias o los números de contacto. Una vez que realicen las coordinaciones contigo, se acercará un ajustador de siniestros o asesor de accidentes. Esta persona se encargará de aprobar la cobertura e indicarte los pasos a seguir, como a qué talleres llevar el auto, cuándo será aprobado el presupuesto, etc.

Encuentra el mejor seguro para tu carrro

Debido a que estos son accidentes menores y sin víctimas, en la mayoría de casos el ajustador o asesor de accidentes aprueba la cobertura.

Accidentes graves
Se dice que se trata de un accidente grave cuando hay un daño a los ocupantes, una pieza fundamental del auto fue robada (se refiere a piezas sin las cuales el auto no puede seguir avanzando como la computadora, las llantas, etc.), hay víctimas o si hubo un choque y el responsable huyó. En estos casos, el procedimiento será un poco diferente.

Al igual que en los accidentes menores, deberás comunicarte con la aseguradora y coordinarás para que el asesor se acerque al lugar del siniestro. Allí, él te acompañará a hacer la denuncia respectiva y también a pasar el dosaje etílico. Estos son pasos necesarios. Posteriormente, el caso deberá ser evaluado por los analistas de la aseguradora, esto con el fin de determinar mejor los hechos y tu participación. Una vez tomada la decisión, la empresa se comunicará contigo para darte a conocer los siguientes pasos.

En cualquiera de los casos, estás cubierto y un accidente no afectará tus finanzas ni tu tiempo. Ahora, si aún no posees un seguro, recuerda que nunca es tarde para empezar a prevenir.

¿Quieres comparar alternativas? Revisa el comparador de seguros vehiculares de Comparabien

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.