Cómo evitar que clonen tus tarjetas

También conocido como ‘skimming’, es una de las modalidades de fraude financiero más usadas por los delincuentes.
Cómo evitar que clonen tus tarjetas

¿Cómo es posible que los delincuentes retiren dinero o hagan compras desde tus cuentas sin que hayas perdido tu tarjeta de crédito o de débito? Una de las posibilidades es la clonación del plástico. Por ejemplo, cuando pagas con tu tarjeta en un comercio, los delincuentes –sin darte cuenta– la deslizan por un dispositivo que copia la información de la banda magnética y, luego, crean tarjetas clonadas.

Los criminales también colocan en los cajeros automáticos falsos aditamentos de control en la puerta de ingreso o manipulan el mismo cajero para copiar la información de la banda magnética y filmar cuando digitas tu clave.

La División de Alta Tecnología de la Policía Nacional señala que estos aparatos se denominan ‘skimmers’ o ‘pescadoras’, y suelen ser instalados en los puntos de venta, como restaurantes, casinos, discotecas o comercios donde se usen los POS.

Si has sido víctima de una clonación puedes hacer la denuncia ante la Policía Informática, cuyo teléfono atiende las 24 horas (431-8898).

Algunas entidades financieras ya vienen implementando en las tarjetas de sus clientes nuevas medidas de seguridad, como ‘chips’ inteligentes, que hacen una verificación de uso y validación por cada operación que se haga.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

  • Si estás en un comercio, nunca pierdas de vista tu tarjeta. Cuando te la devuelvan verifica que sea tuya. Si observas alguna manipulación extraña, comunícala al responsable del establecimiento e informa de inmediato al banco.
  • Que nadie vea tu clave al momento de digitarla, tápala con una mano. Cambia tu clave secreta con frecuencia. Cuando termines la operación, toma tu tarjeta y recoge el recibo, ya que este último suele tener información de tu cuenta.
  • Si el comercio es un restaurante o un grifo que cuenta con POS inalámbrico, exige al encargado que lo lleve a tu mesa o al auto. Busca qué establecimientos comerciales cuentan con estos dispositivos.
  • Si estás en un cajero automático y observas que las características de la puerta de ingreso al lobby o del cajero no te son familiares, no deslices tu tarjeta e informa de inmediato al banco.
  • Si no recibes tus estados de cuenta a tiempo, llama a tu banco. Puede ser indicación de que alguien ha desviado la cuenta a otra dirección.
  • Consulta acerca de los programas de cobertura de fraude que ofrecen las entidades del sistema financiero.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.