Estratos A y B prefieren pagar tarjetas en una cuota

Personas de segmentos C, D y E optan por pagar sus consumos con tarjetas en tres o cuatro cuotas.
Estratos A y B prefieren pagar tarjetas en una cuota

Los consumos con tarjetas de crédito cada vez son más frecuentes, aunque el modo de pago varía dependiendo del estrato socioeconómico del tarjetahabiente.

Así, al momento de realizar un pago con su tarjeta, las personas de los segmentos A y B, en promedio, cancelan en una sola cuota; mientras que en los sectores C, D, y E se opta por tres o cuatro cuotas, revela un estudio de la carrera de Marketing de la USIL.

“Esto refleja que los sectores con ingresos más bajos no cuentan con la liquidez como para realizar el pago completo de sus consumos en una cuota”, refiere.

En Lima, el 64.5% de los clientes de alguna entidad financiera poseen al menos una tarjeta de crédito. Además, la gran mayoría de las personas que usa el dinero plástico, tienen entre 26 y 60 años de edad.

En promedio, estas personas tienen dos tarjetas, aunque en los estratos A y B se llega a poseer un máximo de nueve plásticos.

Los más cumplidos
Otro dato saltante, que tiene que ver con la puntualidad en los pagos de los préstamos a entidades financieras, es que el 52.8% de los clientes de los segmentos A y B alguna vez cancelaron fuera de la fecha de vencimiento; en tanto que en el C solo se atrasaron el 23.5%, y en el D y E, el 41.7%.

Para la USIL esto indicaría que los intereses moratorios no afectan significativamente la economía de las personas de altos ingresos, pero sí la de los estratos más bajos.

Capacidad real
Pese a que el 82% de los limeños considera que cuenta con capacidad de crédito, solo el 29% de ellos tiene una tarjeta de crédito, menciona la USIL.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.