A la hora de cancelar su deuda mensual: ¿es mejor pagar el mínimo o el máximo?

Terminar de pagar su deuda en tarjetas de crédito puede tomarle seis años o más, si es que solamente cancela los montos mínimos indicados en los estados de cuenta
A la hora de cancelar su deuda mensual: ¿es mejor pagar el mínimo o el máximo?

Son conocidas las recomendaciones de los analistas acerca de que los usuarios de tarjetas de crédito deben evitar, en la medida de lo posible, hacer únicamente pagos por el monto mínimo de su deuda mensual. Incluso, a partir de agosto, los bancos están obligados por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) a incluir en los estados de cuenta cuál sería el número de meses en que una persona terminará de cancelar el total de su deuda haciendo solo pagos del mínimo, asumiendo que no hará más consumos en el futuro. Y la medida ya se aplica en los estados de cuenta de algunos bancos. Otros lo harán próximamente en los estados de cuenta que reflejen los consumos de agosto.

Así, este Diario pudo encontrar varios casos del plazo en que uno permanecerá atado a una tarjeta de crédito. Por ejemplo, para una deuda total de S/.1.663 a Interbank, pagando un mínimo de S/.92, uno tardará 81 meses en dejar el saldo en cero, es decir, seis años y nueve meses. En un estado de cuenta con una deuda de S/.856 y US$269, la información publicada es que tardará 49 meses en terminar de cancelarla, con un pago mínimo de S/.52 y US$12.

Asimismo, en un estado de cuenta del Banco Ripley, en el que figura una deuda de S/.1.200, el cliente tardará nueve meses en cumplir con su obligación, con un pago mínimo de S/.211.

También accedimos a un estado de cuenta del Banco Falabella, donde figura que una deuda de S/.1.863 demorará 60 meses en cancelarse, con un pago mínimo de S/.423.

Pero ojo, esto no significa que uno deberá pagar el mismo monto mínimo durante el número de meses restantes, pues el pago mínimo va decreciendo mes a mes.

¿CÓMO SE CALCULA?
El pago mínimo de cada mes es el total de su deuda dividido entre 36, monto al que se le suman los intereses de la deuda y el mantenimiento mensual.

Por ejemplo, si una persona tiene una deuda en su tarjeta de crédito de S/.900, el pago mínimo será S/.900/36 = S/.25. A eso se le suma el mantenimiento mensual y los intereses que han generado los S/.900 consumidos.

Al mes siguiente, si es que no se han hecho más consumos, el nuevo pago mínimo será un treintaiseisavo de S/.875 (S/.900 – S/.25 = S/.875 ). A ese monto (S/.24,3) se le suma el mantenimiento mensual y los intereses generados por los S/.875.

Así, los pagos mínimos se irán reduciendo poco a poco, hasta que este coincida con el pago total de la deuda.

¿QUÉ OPCIÓN TOMAR?
Definitivamente, lo mejor para el cliente será pagar el total de la deuda, dado que no se le generará intereses, pero dependerá de la capacidad de asumir esa deuda en un solo pago, señaló Samuel Sánchez, gerente de Consumo y Medios de Pago del BBVA Banco Continental.

“La alternativa de cuotas es interesante dado que permite al cliente ordenarse en un período determinado y manejar una cuota sencilla de pagar que le permita no poner en riesgo otras obligaciones familiares. Lo del pago mínimo siempre se recomienda que sea la última opción, dado que se generan más intereses y el plazo para pagar la deuda se alarga considerablemente. Hay que recordar que el financiamiento fue creado para que las personas puedan obtener bienes y servicios que no podrían pagar al contado, con lo cual el interés que está dispuesto a asumir el cliente es el valor percibido del bienestar que este puede disfrutar y que no lo hubiera podido hacer en otras circunstancias”, añadió el ejecutivo.

Por su parte, César Casabonne, gerente de Tarjetas de Crédito y Créditos Personales del BCP, recomienda a los clientes pagar todo lo que pueda y no solo el mínimo que pide el banco.

Además, explicó que la programación en cuotas debe destinarse para la adquisición de bienes de alto valor que uno no compra en el día a día. Por ejemplo, los gastos frecuentes como gasolina, alimentos, abarrotes, etc., no deberían programarse en cuotas.

“Llevar todo el uso de una tarjeta de crédito a un sistema de cuotas la llevaría a un caos”, comentó Casabonne.

MÁS SUGERENCIAS
La SBS brinda recomendaciones para el buen uso de las tarjetas de crédito:

-Compare antes de contratar una tarjeta de crédito, no todas cuestan ni ofrecen lo mismo.

-Lea bien el contrato y aclare sus dudas antes de firmarlo.

-Tenga presente que si paga el monto adeudado en la fecha indicada evitará el cobro de recargos adicionales.

-Tenga presente que los retiros de efectivo con tarjeta de crédito están sujetos a tasas de interés y comisiones mucho más caras.

-Guarde sus recibos de consumo y compárelos, al final de cada mes con sus estados de cuenta.

-No solicite más tarjetas de crédito de aquellas que pueda administrar.

Además, el BCP sugiere recordar siempre la fecha de pago para así evitar cobros adicionales por mora. Con respecto a la disposición de efectivo, recomendó realizarla solo en casos de emergencia.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.