Cuídese de los Sobrecostos en los Créditos Hipotecarios

Entrevista a Alfredo Ramirez, director ejecutivo de Comparabien.com, en Diario 16. Publicado el 29 de Noviembre de 2010
Cuídese de los Sobrecostos en los Créditos Hipotecarios

Lo primero que uno hace cuando se informa sobre las condiciones para tomar un crédito hipotecario es ver la tasa de interés que ofrece el banco de nuestra preferencia, y de ahí la comparamos con las que ofrecen las otras entidades financieras. Al final, decidimos por la institución financiera que ofrece la menor tasa.

Pero no siempre el solicitante del crédito debe dejarse guiar por la tasa de interés que la entidad financiera publicita, ya que si bien muchas veces ésta es menor que la competencia, los costos por los seguros de desgravamen, de inmueble y el mantenimiento - sumados todos - al final encarecen el crédito. Por eso uno debe de evaluarlo como un todo (tasa de interés más seguros) para tomar una decisión acertada.

“Algunos clientes se impresionan cuando un banco les ofrece una tasa de interés de 9% y otro de 14%. Obviamente, el cliente va a inclinarse por el de menor interés, pero es allí donde hay que tener cuidado pues esa entidad, finalmente nos puede dar ese menor interés, pero cobrar más alto el seguro de desgravamen, de inmueble y el mantenimiento mensual del crédito a sacar”, aconsejó Alfredo Ramírez, director ejecutivo del sitio web comparabien.com.

El especialista refirió que todo crédito hipotecario cuenta obligatoriamente con dos seguros: el de desgravamen (cubre la vivienda por muerte o invalidez de quien solicitó el crédito) y el de inmueble (en caso ocurriese una catástrofe, el cual cubre el íntegro de la vivienda).

En el país hay dos tipos de créditos hipotecarios: el tradicional (que ofrece cualquier entidad financiera) y Mivivienda (un fondo financiado por el Estado) dentro del cual está Techo Propio (programa orientado a hogares con bajos ingresos).

“Actualmente estos créditos hipotecarios suelen sacarse en un plazo mínimo de 15 a un máximo de 25 años. Con una tasa de interés que va del 9.5% al 14%, la cual varía en función del salario de la persona y la entidad financiera en donde se solicite el crédito”, agregó.

ASPECTOS GENERALES

Todo trabajador entre los 18 a 60 años puede acceder a un crédito de este tipo. Solo tiene que cumplir con algunos requisitos: en caso sea dependiente, debe sustentar sus ingresos y egresos (presentar seis últimas boletas de pago como mínimo), presentar una declaración jurada personal de salud, declarar en caso se cuente con un inmueble o vehículo, mostrar un buen comportamiento crediticio, y un mínimo de un año laborando en la misma empresa.

Los trabajadores independientes deben cumplir con los mismos requisitos, además de presentar sus ocho últimos recibos por honorarios, recibos de cuarta categoría, pagos a la Sunat o cualquier otro documento que acredite sus ingresos mensuales.

En tanto, los trabajadores que deseen acceder a un crédito del Fondo Mivivienda, deben demostrar que dentro de la misma familia no cuentan con un inmueble y no haber recibido un beneficio del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi) en años anteriores.

Los créditos a sacar no tienen un límite, sin embargo todo depende de cuanto pueda pagar mensualmente la persona que saca el préstamo y en caso el cliente incumpla un mes del pago mensual, el siguiente mes la mora a cancelar será el doble de la tasa de interés determinada.

Publicado el 29 de Noviembre de 2010

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.