Pros y contras de adquirir una vivienda en planos

Puedes ahorrar hasta 30% en precios, pero antes debe conocer los antecedentes de la inmobiliaria.
Pros y contras de adquirir una vivienda en planos

Debido a la constante alza en los precios de los inmuebles, cada vez más personas optan por adquirir una vivienda aún en planos ya que el precio de venta resulta mucho más bajo.

Se estima que entre el momento del lanzamiento de un proyecto inmobiliario y la fecha en la que ya estará listo para ser habitado –alrededor de un año después–, el precio se eleva 30% en promedio.

Otra de las ventajas de realizar la adquisición durante la construcción es que muchas empresas ofrecen facilidades para pagar la inicial en cuotas mensuales, la que suele ser el 10% del valor.

CONOCER SU HISTORIAL
Sin embargo, también existen algunos riesgos** al elegir esta opción de compra.

Al respecto, Juan Carlos Ocampo, experto en finanzas personales, afirma que uno de ellos tiene que ver con la posibilidad de que el plazo de las obras se retrase más de lo previsto.

“Para evitar esta situación se debe elegir un proyecto desarrollado por una constructora de prestigio. Es aconsejable hablar con la junta de vecinos de los anteriores proyectos de la empresa para conocer si estos fueron entregados a tiempo”, sostiene.

Otro riesgo es que las características de la casa o del departamento no sean las que la inmobiliaria ofreció originalmente.

“Para ello se debe revisar con cuidado el contrato de compra-venta pues allí estarán los planos y el diseño específico del inmueble, los plazos de entrega y las penalidades en caso de incumplimiento por ambos lados”, apunta.

Ocampo refiere que el área legal de algunas municipalidades ofrece asesorías gratuitas a los ciudadanos respecto de este tipo de contratos.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.