Tarjetas de crédito ¿aliadas o enemigas?

Tarjetas de crédito ¿aliadas o enemigas? Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera muy práctica, cómoda, más segura que llevar efectivo en el bolsillo, sin embargo, al igual que nos sucede con el uso de cualquier herramienta, necesitamos aprender a manejarla para poder aprovechar todas sus ventajas y beneficios, de lo contrario podría resultar en un dolor de cabeza el resultado de su mala utilización.
Se debe aprender a manejar las tarjetas para aprovechar todas sus ventajas

Antes íbamos al almacén con una libretita donde se anotaban las compras que realizábamos y la suma total se constituía en una deuda que era saldada a fin de mes.

Las tarjetas de crédito reemplazaron a esa práctica comercial, para darnos la oportunidad de que todos los comercios del mundo se constituyan en el "almacén de la esquina de casa".

Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera muy práctica, cómoda, más segura que llevar efectivo en el bolsillo, sin embargo, al igual que nos sucede con el uso de cualquier herramienta, necesitamos aprender a manejarla para poder aprovechar todas sus ventajas y beneficios, de lo contrario podría resultar en un dolor de cabeza el resultado de su mala utilización.

Cuidando

La línea de crédito que tenemos en el bolsillo, es un activo financiero que debemos cuidar, pues hay momentos cuando lo impredecible aparece en nuestro camino y debemos estar preparados.

Así, cuando un sábado de madrugada debemos ir a comprar un medicamento con suma urgencia, el tener saldo en nuestra línea de la tarjeta de crédito, resultará una salvación.

Además, cuidar el cumplimiento de nuestras obligaciones es proteger nuestro nombre, evitar costos por mora e intereses extraordinarios, y también para ahorrar. Le presento algunos cuidados que debe tener en cuenta:

1) Fecha de vencimiento. Tenemos que prever realizar el pago antes o hasta la fecha que figura en el extracto, así evitamos costos financieros por un lado, pero también vamos construyendo la imagen de buen pagador en el sistema financiero. Esta categoría de cliente, tiene mejores oportunidades de negociar préstamos, líneas, tasas de interés y plazos cuando lo requiere, además de obtener buenas referencias para otras entidades financieras o comerciales del sistema.

2) Fecha de cierre. También en el extracto se indica cuál es la fecha en que mensualmente se realiza el cierre o la emisión del extracto. Esto implica que la entidad emisora de su tarjeta sumará el acumulado de sus compras del mes hasta esa fecha, procesando luego su extracto (impresión y envío a su casa) para que usted pueda analizar sus gastos y realizar el pago antes del vencimiento.

Esta fecha usted la puede usar a su favor, por ejemplo, supongamos que su fecha de cierre sea el 22 de cada mes, entonces esa compra grande que estaba queriendo realizar en el supermercado le convendría hacerla el 23, de forma a que esa cuenta esté recién dentro de su próximo extracto. Esto le dará unos 40 días de tiempo entre su compra y la fecha de vencimiento en que la debe pagar, y si paga el 100% de su compra no tendrá ningún costo de intereses.

3) Pago en cuotas. Cuando usted realiza una compra en cuotas con su tarjeta de crédito, supongamos en 4 cuotas, lo que está haciendo es utilizar una parte de su línea de crédito de la tarjeta en un crédito específico que debe pagar indefectiblemente, es decir, independiente al monto que figura como Monto de Pago Mínimo. Tenga en cuenta también cuando vencen esas 4 cuotas para saber de antemano que hacer en el mes número 5 cuando ya no deba pagar esa deuda, pues ese dinero le va a "sobrar" en su presupuesto.

4) Pagar más del mínimo. El mínimo no es el máximo, lo ideal es pagar siempre la totalidad del consumo mensual para proteger el monto de la línea de crédito y evitar costos financieros.

Sin embargo, cuando sea necesario recurrir a la financiación a través de la tarjeta de crédito, debemos siempre tratar de pagar más del mínimo, por un lado para no pagar intereses innecesarios, pero principalmente porque si solo pagamos el mínimo, pronto llegaremos al límite de la línea de crédito y tendremos la cuenta pero ya no podremos acceder a los servicios de seguir utilizando la tarjeta.

5) Débitos automáticos: En lo personal, considero que los débitos automáticos son el mayor beneficio que ofrece el utilizar una tarjeta de crédito. Porque al colocar en débitos automáticos las cuentas de la luz, del agua, del teléfono, las cuotas de colegio, de cable, de internet, de seguro, etc, nos quitamos un enorme estrés de encima, pues todas las cuentas vencen el mismo día en que vence nuestra tarjeta, es decir, con pagar una sola cuenta ya pagamos todas las demás.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.