No comiences el año en Rojo otra vez

Enviado el Jue, 19/12/2013 - 17:49
Has usado la tarjeta de crédito para los regalos. Pediste un crédito para llegar al siguiente sueldo. Estas y otras son las razones que no permiten llegar al año sin estar en Rojo.

Sigue los consejos y descarga el documento que te permite planificar tus finanzas personales.
Creditos y prestamos no permiten tener planificancion financiera

¿Comenzaré el año nuevamente en rojo? Es una pregunta que envuelve varios puntos importantes y que deben ser analizados con atención. Pero antes de encontrar la respuesta correcta, hazte estas preguntas para revisar tu vida financiera.

Responde con sinceridad para saber si es posible o no salir del temido ROJO antes de comenzar el año:

  1. ¿Cuál es el tamaño de mi deuda? Es importante saber con precisión el valor total de tu deuda. En algunos casos la persona se encuentra totalmente endeudada y ni sabe por cuánto y ni a quién le debe. Si no conoces esa información, resultará difícil poder liberarse del problema.

    ¿Qué hacer? ¡ Papel, lapicero y manos a la obra! Anota el valor exacto de cada una de las deudas, considera los intereses y las siguientes cuotas. No olvides anotar también a quién o a qué banco le debes.

  2. ¿Existe la posibilidad de renegociar? Ahora que ya sabes a cuánto asciende tu deuda y a quién le debes, debes saber si existe una solución. Independientemente del tamaño de la deuda. ¡Ánimo, Tu Puedes!

    ¿Qué hacer? Elabora un plan de acción, analiza cada deuda y estipula plazos. Piensa si existen otras alternativas, como por ejemplo pedir un préstamo personal para pagar todo de una vez. Mide intereses y plazos. Evalúa tus posibilidades, no actúes por desesperación sino dentro de lo que es posible.

  3. ¿Qué gastos actuales puedes abandonar? Hay gastos “insignificantes” pero que generan los mayores desastres. Podemos llamarlos “gastos polilla”, pequeños, aparentemente inofensivos, pero desordenan y ponen en riesgo la estructura de tus finanzas.

    ¿Qué hacer? Analiza si existen gastos innecesarios en tu día a día. Haz una lista de todos los gastos de las últimas dos semanas, cuenta cada sol gastado, después marca todos los que son superfluos. ¡Apuesto a que te sorprenderás! Sin control absoluto será difícil conseguir buenos resultados.

  4. ¿Qué generó ese problema? Las mayores deudas son normalmente por una suma de factores, es decir una vieja “bola de nieve”. Es así: No tienes dinero ahorrado, ocurre una emergencia y acabas gastando lo que no tienes con tarjeta de crédito o pidiendo un préstamo, percibes que los gastos básicos continúan, pagas una cuenta y dejas otra, recurres a otro crédito... ¡Parece no tener fin!

    ¿Qué hacer? Descubre si lo que comenzó como un problema era algo realmente urgente y cuando comprendas el motivo real, sabrás lo que deberá ser hecho de aquí en adelante.
    Pensar, analizar y evaluar es siempre mejor ante cualquier situación, aunque existen momentos en que no da tiempo de sentarse a pensar, pero diría mucho de ti si tuvieses una reserva para emergencias y disminuiría el desespero.

Otro año va comenzar y tu futuro financeiro depende de TI!
Ahí dejamos un archivo excel que te puede ayudar. Descárgalo.
---
Sigue a Aline en Twitter @alinepiologro

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.