Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Auspicia:

Hoy en día, las tarjetas de crédito son muy comunes para todos. No se necesita mucho para obtener uno y mientras se maneje correctamente, pueden traer muchos beneficios para las finanzas.

Ya sea que necesites ayuda para cubrir los gastos de enero o que te hayas decidido a cumplir uno de tus objetivos este año, los préstamos personales son una opción fácil, rápida y barata para obtener los medios necesarios para lograrlo.

Elegir una tarjeta de crédito no tiene por qué ser una odisea, pero sí es necesario que se consideren algunos puntos que no solo te ahorrarán tiempo, sino también evitarán que te lamentes en el futuro.

Una forma de encontrar un balance en el uso de tu tarjeta es entender cuáles son los momentos ideales para usarla y en cuáles te conviene usar efectivo.

Al momento de solicitar un préstamo personal, crédito vehicular o hasta pedir una tarjeta de crédito, las entidades financieras recurrirán a las centrales de riesgo para evaluar tu historial crediticio.

Las tarjetas de crédito son una ayuda para nuestras finanzas, pero también representan una gran tentación y peligro si no aprendemos a manejarlas con cuidado. A veces, por más que tengamos los gastos organizados, podemos optar por salirnos del presupuesto y terminar gastando más de lo que teníamos pensado.

Es muy común que, en épocas de fiestas y finales de año, muchos se encuentren con el presupuesto en negativo y busquen una manera de obtener dinero extra para cubrir los gastos faltantes.

Al solicitar un préstamo, uno de los puntos más importantes -y en el que más personas fallan- tiene que ver con el plazo a elegir. El error básico es buscar cuánto es lo mínimo que se puede pagar y firmar el contrato en el acto, sin siquiera darle una mirada a la cantidad de intereses que se producirán de esa manera.

Si ya separaste el tiempo para realizar tus compras navideñas y sorprender a tus seres queridos con algún lindo detalle o el regalo que tanto querían, es necesario que tomes algunas precauciones para evitar arrepentirte después.

Las tarjetas de crédito deben ser elegidas con cuidado. No se trata de aceptar por aceptar ni de irse con la primera opción que te ofrecieron.