Organiza tus Gastos Navideños

Evalúa si te conviene más usar la tarjeta de crédito o pedir un préstamo a un banco o caja
Organiza tus Gastos Navideños

Las celebraciones de fin de año suelen causar desbalances en las finanzas familiares. No sea parte de la estadística y evite pasarse el verano con dolor de cabeza, mejor empiece, de una vez, a planificar sus gastos.

Y si está en el grupo de los que no dispone de fondos, pero igual quiere darse un gusto, tenga presente que la facilidad que le da su tarjeta de crédito hoy implicará luego una tasa de interés mayor, advierte Nicolás Polar, profesor de Posgrado de la Universidad del Pacífico.

¿Qué es lo que más me conviene? ¿Tarjeta o préstamo? Paúl Lira, experto de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), refiere que las tarjetas de crédito solo deben usarse cuando se pagan al 100% el mes siguiente.

DEUDA BUENA
“Los intereses de las cuotas de los plásticos son muchísimo más altos que los que cobran por préstamos. En otras palabras, si se va a endeudar, siempre son mejores los préstamos personales”, aconseja Lira.

Ahora, sobre cuándo conviene endeudarse, primero hay que asegurarse de que la deuda que se va a tomar sea una deuda buena, es decir aquella que incrementaría los ingresos, como un préstamo para estudios, o aumentaría el patrimonio, es decir un crédito hipotecario o vehicular, afirma el catedrático de la UPC.

Si se trata de endeudamiento para financiar un capricho, ya sea un viaje o la adquisición de un electrodoméstico, entonces hágalo siempre y cuando tenga la convicción de que podrá afrontar el pago de las cuotas mensuales, indica Lira.

NGRESOS EXTRAS
El fin de año no solo es época de mayor gasto, hay un grupo de trabajadores que recibirá ingresos extras: gratificaciones.

Antes de que se deje llevar por la fiebre de consumo navideña, Polar sugiere destinar estos excedentes a amortizar o cancelar las deudas más caras que tenga.

“Con esto, aliviará la carga sobre sus ingresos futuros”, anota el especialista de la U. del Pacífico.

Si no le agrada la idea de destinar todo su aguinaldo al pago de acreencias, Lira recomienda que separe el 40% para este fin, otro 30% lo ahorre y con el resto se dé, por fin, el gusto que quiera.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.