3 claves para entender el seguro de Pérdida Total y el Todo Riesgo

Enviado el Lun, 22/08/2016 - 10:43
Cuando hay que escoger el seguro vehicular, es necesario conocer bien qué es lo que se nos ofrece, para saber si es lo que realmente necesitamos.
3 claves para entender el seguro de Pérdida Total y el Todo Riesgo

La protección que las aseguradoras ofrecen a su auto, se ubican en diferentes niveles. Por un lado tiene la protección básica, que es la de Responsabilidad Civil, y que muchos adquieren pues es una de las más baratas. Este tipo de póliza incluye cosas similares a un SOAT, pero con beneficios extras como asistencia vial, chofer de reemplazo, entre otros.

Pero si quiere ir más allá, están dos coberturas clave: La de Pérdida Total y la Todo Riesgo.

1. Ambas cubren a las víctimas. Lo primero que debes saber es que ambas pólizas incluyen la responsabilidad civil, es decir, los daños ocasionados a los involucrados en un accidente y sus pertenencias.

2. Con Pérdida Total, asegura la devolución de su auto en caso de robo o de un accidente. Esto siempre y cuando los daños ocasionados al auto sobrepasen el 70% de la suma comercial (porcentaje que es asignado por la aseguradora). Sin embargo, no cubre los daños al carro cuando estos sean menores a ese porcentaje, es decir, una pérdida o robo parcial.

3. La cobertura Todo Riesgo es la máxima protección por la que puede optar. En el caso de la última póliza, se cubre tanto la responsabilidad civil, la pérdida total y además los daños ocasionados al auto en diferentes circunstancias (choques, robos, daños por naturaleza, etc.).

Si está pensando en renovar su seguro vehicular o adquirir uno por primera vez, evalúe bien cuál es la cobertura que necesita y recuerde que antes de dejarse llevar por la primera opción, mejor es comparar las alternativas. Se sorprendería al ver todo lo que puede ahorrar.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.