5 consejos para los jóvenes detrás del volante

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 04/05/2016 - 11:33
La inexperiencia a veces se paga caro, pero eso no tiene por qué aplicarse a tu vida si tomas algunos de estos consejos al momento de manejar.

Los jóvenes suelen ser alocados, impulsivos, siempre positivos y a veces despreocupados. Muchas veces la falta de experiencia frente al volante así como la imprudencia, puede jugarles en contra e involucrarlos en diferentes siniestros.

Si recién empezaste a manejar y tienes menos de 25 años, hay algunas cosas que siempre debes tener en cuenta, así reducirás al mínimo el riesgo de verte involucrado en un siniestro.

1. No cedas ante la tentación de la velocidad
Los límites de velocidad están puestos por algo así que lo más prudente es respetarlos. Si acostumbras salir tarde de casa y compensar el tiempo perdido manejando rapidísimo por las calles, debes saber que estás en un error. “Lo importante no es llegar primero, sino saber llegar” o en este caso, solo llegar. Tener un accidente en el camino a causa de excesiva velocidad te costará mucho más que unos minutos tarde.

2. No tengas el volumen tan alto
No hay nada de malo con poner música en el auto, pero tenerla a volúmenes excesivos hace que te distraigas o que dejes de prestarle atención a cosas importantes mientras manejas. Mantén el equipo a un volumen adecuado.

3. No fumes mientras conduces
Por más que te relaje o tengas mucho frío. Si te “urge” fumar, estaciónate en un lugar seguro y hazlo. De otra manera, respeta tu tiempo de manejo y no provoques distracciones.

4. No busques impresionar a la gente que llevas en el auto
Maneja como sabes hacerlo, sin buscar aumentar la velocidad o meter el carro para ganar a otros conductores y quedar bien ante tus amigos. Nada impresiona más que realmente llegar al destino de manera correcta. Además, elige bien a las personas que llevas. Si tus pasajeros te alteran desde el momento en que suben al auto, mejor deja de llevarlos.

5. No entres en “peleas” de velocidad
Si un vehículo te pasa o un conductor te cierra el paso, lo mejor que puedes hacer es dejarlo pasar y no entrar en una disputa por quién sale primero o va más rápido. Debes ser lo suficientemente maduro como para aprender a ceder, por más que el impulso sea hacer lo contrario.

Recuerda, mientras más accidentes tengas no solo pones en peligro tu vida, sino que las aseguradoras cobrarán más por la renovación de tu póliza si es que tu reputación al volante realmente es mala. Si planeas salir a manejar, tu auto debe estar asegurado, es la única forma de garantizar la protección ante un posible siniestro.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios