Los conservadores no siempre ganan más: cuando las tasas caen

Enviado el Mar, 14/06/2011 - 13:16
Los conservadores no siempre ganan más: cuando las tasas caen

Los altibajos del mercado bursátil nos recuerdan que los mercados finacieros son cambiantes, es decir volátiles. Más aún, los efectos de tales fluctuaciones se transmiten a otros instrumentos como los fondos mutuos o las AFP’s por lo que la incertidumbre entre nuestras alternativas de inversión se generaliza. Es por esto que un buen número de personas prefiere destinar su dinero a instrumentos menos riesgosos, así la rentabilidad de éstos sea en promedio una de las más bajas entre los intrumentos disponibles en el mercado. Tal es el caso de Ernesto, quien es una persona sumamente cautelosa con su dinero y por esto prefiere destinar su dinero actividades muy conservadoras, entre las cuales los depósitos bancarios son el destino por excelencia. El refrán preferido para Ernesto es “Más vale pájaro en mano que ciento volando” .

Lo que también ha caido en cuenta el cuidadoso Ernesto, es que las tasas que pagan tales depósitos cambian incluso día a día. Por ello dedica parte de su tiempo a informarse y revisar la evolución de las tasas de los depósitos bancarios. Así pues, ha detectado el descenso paulatino de las tasas, pues en Enero del 2010 la tasa por un depósito a plazo anual era en promedio 6.97%, poco más de un año después, en Mayo del 2011, la tasa promedio es menos de la mitad: 3.24%.

Para desconsuelo de Ernesto la tendencia con los depósitos en dólares era similar. Peor aún, cuando se tomaba en consideración que el dólar se había estado abaratando, pudo notar que al medir en soles los rendimientos entonces observó que en enero del 2010 los intereses anuales por nuestros ahorros fueron de -6.21%, en mayo del 2011 el rendimiento anual fue significativamente más alto, situándose en -0.63%. Como vemos un depósito en dólares nos deja a expensas de fluctuaciones del tipo de cambio, esto nos da una oportunidad de ganar o perder según se comporte el dólar.

Una alternativa para quienes sean un poco más tolerantes al riesgo son las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (CMAC’s) las cuales ofrecen mayores interéses pero muchos consideran que a pesar de mecanismos como el fondo de seguro de depósitos (que cubre hasta un monto de los depósitos en caso la insitución financiera deje de operar); tales entidades tienen un riesgo implícito mayor. Si bien por lo general podemos decir que las tendencias de las tasas de las CMAC’s son bastante similares a las de dólares, podemos ver que usualmente las cajas siempre se mantienen un peldaño arriba en relación a los intereses que podemos obtener en los bancos.

Gracias a su actitud diligente Ernesto se convenció de que nunca está demás comparar y hacer seguimiento en el tiempo. Pues dentro de la amplia variedad de alternativas de ahorro e inversión siempre podremos encontrar aquellas que empaten mejor con nuestras necesidades. Además, al estar bien informado podrá ajustar sus decisiones de inversión a tiempo. De esta manera nuestro amigo Ernesto llegó a la conclusión de que tomar decisiones basándonos en costumbres no necesariamente es una buena idea, en su lugar dentro de nuestra comparación debemos considerar otros factores como la evolución del rendimiento de cada instrumento.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.