Errores al solicitar un préstamo para tu negocio

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 07/10/2015 - 09:54
No se trata solo de obtener el dinero e invertirlo.

Si tienes un pequeño negocio y comienzas a ver que te falta un poco de capital para empujarlo o hacerlo crecer, quizás necesitas considerar la idea de solicitar un préstamo.

Muchas personas son reacias cuando se trata de relacionarse con el crédito pero eso se da porque a veces no saben cómo manejar la relación que establecerán con la financiera. Si tu negocio es pequeño y el monto que necesitas no es muy grande, un préstamo personal podría ayudarte.

Pero aquí es donde hay que tener cuidado. Solicitar un préstamo para tu negocio no es lo mismo que solicitarlo para tu s gastos personales, así que lo mejor es que tengas algunas cosas en claro:

1. Debes definir para qué usarás ese dinero. A fin de no terminar gastándolo en otra cosa. Debes hacer un mapeo de cuáles son las principales necesidades del negocio, para satisfacerlas con el préstamo y no “irte por las ramas”.

2. No debes solicitar más de lo que puedes pagar. Parece algo muy obvio pero muchas personas se olvidan de esto y se dejan seducir por el crédito. Pide solo lo que necesitas y no te dejes enganchar con las promesas de tasas bajas, más dinero involucra una deuda mayor y si llegas a atrasarte, solo traerá consecuencias negativas.

3. No mezcles tus gastos personales con los de tu negocio. El dinero estaba destinado a suplir las necesidades o a potenciar tu empresa, no tu casa ni tu vida social. ¡Mucho cuidado!

4. No solicites un préstamo que no te conviene. Quizás quieres quedarte con el banco al que perteneces hace años, pero debes abrir bien los ojos y ver que hay otras alternativas disponibles, que podrían resultar más atractivas. Para comparar todas tus opciones puedes utilizar el comparador de Préstamos Personales de Comparabien.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.