Las Excusas no ayudan

Actualizado el 19 de Noviembre 2013
Las Excusas no ayudan

Con frecuencia encontramos personas que culpan de sus deudas a las tarjetas, préstamos, bancos, empresas y hasta el gobierno. Parece como si fuese una enfermedad generalizada.

A través de los años ha crecido la cantidad de "comodones" incapaces de responsabilizarse de sus errores en la vida,  disminuyendo las consecuencias de sus actos con excusas.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Préstamos Personales

Banco de Credito del Peru

Crédito Personal Efectivo

desde 36.00% TEA

Monto: S/ 200 a S/ 250,000
Plazo: 1 meses a 60 meses

Banco BBVA S.A.

Préstamo Libre Disponibilidad

desde 10.50% TEA

Monto: S/ 1,000 a más
Plazo: 6 meses a 60 meses

Interbank

Préstamo Efectivo

desde 14.00% TEA

Monto: S/ 3,000 a S/ 100,000
Plazo: 3 meses a 60 meses

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

Probablemente habrá oído hablar que el problema de la deuda con las tarjetas es el interés que los bancos cobran abusivamente, o que se les debe a varias empresas porque sus propietarios son capitalistas parasitarios que quieren tomar todo lo que la gente tiene. O que antes el gobierno ayudaba a los necesitados y ahora todo lo que hace es poner impuestos y robar a los más necesitados.

Todas son excusas triviales usadas para escapar de una terrible realidad: No pueden ni saben manejar su dinero. Las personas que no piensan en su futuro, gastan todo lo que tienen para vivir experiencias momentáneas y con el paso del tiempo comienzan a buscar culpables por la vida que llevan.

¿Cómo curar esa enfermedad social?

Sólo hay una forma de acabar con esta mala hierba para que podamos sembrar y cosechar los frutos de las buenas decisiones, la respuesta está en la educación financiera. Es necesario difundir estos conocimientos para que nuestra sociedad esté más preocupada por el futuro y menos en el bienestar momentáneo. Es necesario que dejemos de vivir como niños mimados que necesitan su dulce ahora y mirar hacia el futuro, imaginar lo que podemos hacer con nuestro dinero en el mediano y largo plazo.

La educación financiera debe ser implementada en las escuelas, empresas, colegios, iglesias, clubes, todos los lugares, con el fin de crear conciencia de primero aprender a planear, después organizar y por fin evaluar lo que puede consumir sin dejar de lado sus "ahorros". 

Es necesario pensar en forma sostenible para que se pueda disfrutar del presente y el futuro no sea vea nublado.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.