Guía para los malos ahorradores

Enviado el Lun, 13/04/2015 - 12:46
Puede que el ahorro no sea lo tuyo, pero este artículo sí es para ti.
ahorros

Otra vez llegaste a fin de mes sin un sol y rogando por que paguen pronto. Otra vez reniegas por no haber podido cumplir tu meta de ahorrar una parte de tu sueldo. ¿Será que es tan difícil guardar pan para mayo?

Tranquilo, ahorrar no es fácil pero para algunas personas es especialmente difícil por diferentes factores. Si este es tu caso, ¡no te preocupes porque la solución ha llegado! Lo que necesitas es un poco de organización y perseverancia. Implementa estos tips a tu vida diaria y verás cómo tus ahorros crecerán.

Tip 1: Estableciendo las bases

Organiza tus gastos y así verás en qué gastas tu dinero mes a mes. Selecciona los gastos prioritarios (los que te permiten sobrevivir) y resáltalos. Realiza un presupuesto detallado, esto te permitirá observar a dónde se va cada sol y ajustar donde puedas ajustar.

Tip 2: A ponerse serios

Como en todo plan, para tener éxito uno tiene que estar 100% enfocado en lo que quiere lograr. Si lo que tú quieres es ahorrar para algún propósito específico, tienes que centrarte en esa meta. Como ya tienes los gastos organizados, puedes seleccionar un monto de ahorro que vaya de acuerdo con la meta que quieres alcanzar.

Por ejemplo, quieres comprarte un nuevo televisor y este cuesta 1800. Entonces, para lograr tu cometido deberás ahorrar 300 soles por mes, y pasados los 6 meses podrás comprar tu televisor nuevo. Recuerda: El monto de ahorro dependerá de la meta y el plazo que tengas para reunirla (no será lo mismo querer comprar ese televisor en un año –ahorrarás solo 150 por mes- que en seis meses).

Sugerencia extra: Para una dosis mayor de motivación, coloca tu presupuesto en tu agenda, pégalo a la refrigeradora o en otro lugar que puedas ver constantemente. Resalta la cantidad de ahorro que elegiste y semana a semana podrás observar tu progreso.

Tip 3: Guardando el dinero

Un gran error es guardar el dinero en casa, no solo por estar expuesto a robos sino porque tu dinero no crece. ¡Nadie le paga intereses por él! Y con todo el esfuerzo que le pusiste, mereces ganar algo por ello.

Aquí se presentan dos opciones: La primera es abrir una cuenta de ahorros en alguna entidad financiera, verificando que te pague buenos intereses, no te cobre mantenimiento, etc. Para obtener algunas opciones disponibles puedes utilizar el comparador de ahorros de Comparabien y solicitar la que desees.

La segunda opción es el Depósito a Plazo Fijo. Esta alternativa es para aquellos que ya tengan cierta cantidad ahorrada y no quieran utilizarla por un determinado tiempo. El DPF paga mejores intereses que las cuentas de ahorros ya que se establece el compromiso de no disponer del dinero durante el plazo pactado. Mientras más grandes sean los periodos (180 días, 360 días, etc.), mejores intereses recibirás. Para verificar las alternativas para este depósito utiliza el comparador de DPF de Comparabien.

Si esta opción te parece interesante porque quieres que tu dinero crezca pero no cuentas con ningún monto ahorrado para abrirlo, no te desesperes, ya verás que perseverando durante algunos meses podrás juntar un monto inicial para abrir tu DPF.

Tip 4: El ahorro es un gasto

Para asegurarte de que todos los meses cumplirás con tu meta de ahorro, visualízala como un gasto más, así después de algunas semanas incluirás el monto en el presupuesto de manera automática. Si deseas, asígnale un nombre (televisor nuevo, fondo universidad, etc.). Todo es válido cuando se trata de enfocarnos en nuestra meta.

Tip 5: Cuentas separadas

Si utilizas la misma cuenta donde te depositan el sueldo para tus ahorros, será más difícil ahorrar, ya que ese dinero siempre estará disponible y muchas veces se verá “robando” un poco de tus ahorros.

Utiliza una cuenta para tus ahorros y otra para tus gastos mensuales, así no habrá excusa. Por supuesto, asegúrate de que mantener esa cuenta no te salga más caro verificando que sea de cero mantenimiento. Si no tienes una, puede ver diferentes opciones aquí.

Cuidar nuestro dinero es posible cuando tenemos las cosas claras. Sigue estos pasos y transfórmate en el rey del ahorro.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.