¿Perdiste el empleo o Ganaste la posibilidad de un futuro mejor?

Enviado el Mar, 03/01/2012 - 09:52
¿Perdiste el empleo o Ganaste la posibilidad de un futuro mejor?

Renunciar al trabajo o perder un empleo puede parecer sinónimo de fracaso y deterioro de la economia familiar, sin embargo esto debe verse como una oportunidad de crecimiento laboral donde se abren muchas puertas llenas de beneficios variados.

Muchas personas se sienten tristes e inútiles cuando pierden su trabajo; entonces, caen en un ciclo mental donde la frustración reina y se visualizan como incapaces de salir adelante. Las presiones económicas se vuelven constantes y el estrés de no generar dinero debilita el sentido de superación.

No obstante, la pérdida de empleo no debe definirse como sinónimo de fracaso sino como una nueva oportunidad para crecer en los ámbitos personales, académicos y laborales. No tener empleo abre muchas puertas, entre las que se encuentran:

  • Experiencia laboral
  • Perder un trabajo podría convertirse en motor para activar la capacidad personal de emprender. Es decir, ofrece ánimos e ideas nuevas para la creación de un negocio propio. ¿Siempre quiso vender postres personalizados en una repostería propia, dar catedra de sus experiencias exitosas, hacer trajes de niñas o ser dueño de una tienda infantil? Cuando pierda su empleo tradicional, intente trabajar por cuenta propia. Es probable que sienta una satisfacción mayor de lo que imaginó.

  • Revisión de Curriculum vitae
  • Revise y desarrolle su CV teniendo en cuenta el cumplimiento de características esenciales en las que necesite enfatizar para el trabajo futuro que desea obtener. Busque la forma de abundar en éxitos de sus trabajos anteriores y en su educación en vez de detallar funciones que, a la larga, no servirán de mucho. En algunos casos, resultará valioso mencionar cursos importantes que sean de valor para el alcance de sus objetivos profesionales.

  • Retorno a la universidad
  • Volver al mundo académico no sólo resulta una distracción en momentos difíciles como éstos, sino que se convierte en una oportunidad para cumplir sueños y realizar metas. Muchas personas se dan cuenta de que anhelan hacer algo diferente con sus vidas o que realmente quieren estudiar su vocación en vez enfocarse en una profesión que realizaban previamente. Entonces, el desempleo se convierte en el periodo de tiempo que cae como anillo al dedo para volver a educarse. Muchos deciden por concluir la carrera universitaria, inclusive realizar alguna especialización que los convierta en mas empleables en instituciones públicas y privadas.

  • Considerar alguna certificación profesional
  • Llegó el momento de ponerse al día con su profesión mediante la obtención de un certificado. Una certificación garantiza conocimientos y el desarrollo de destrezas valiosas en el mundo del trabajo. Mas aun si es una certificación internacional, que te abra oportunidades para obtener trabajo en otro país. Se tiene que evaluar las experiencias de otras personas, en esto las redes sociales pueden ser de gran ayuda para tomar la decisión de donde obtener la certificación profesional e internacional.

  • Identificar prioridades y misión de vida
  • Las metas no son lo mismo que prioridades e intenciones. Quizá, el trabajo anterior fue una meta cumplida que no necesariamente cumplió con los criterios para convertirse en misión de vida. Entonces, durante este tiempo de receso laboral, es necesario tomar un espacio para la meditación y el descubrimiento del “yo personal”. Así descubriremos si realmente hemos cumplido con nuestros objetivos de vida. De no ser así, nos volveremos capaces de descifrar metas e identificar intenciones que, eventualmente, nos ayudarán a desarrollarnos como profesionales y seres sociales a gusto con nuestra aportación a la humanidad.

  • Explorar otros países
  • La pérdida de empleo ofrece la oportunidad de una vida sin ataduras y limitaciones laborales. Por ende, tanto el trabajo en el extranjero como la movilidad académica deben ser dos experiencias de vida a considerar durante este periodo, perfecto para viajar. Miremos países que demandan mano de obra calificada y no enfrentan crisis económicas, tal es el caso de Canada, Australia y Nueva Zelandia.

Como veras, el mundo no se acaba con la pérdida de un empleo, necesitamos conocer que otras alternativas hay para seguir creciendo en el ambito profesional y económico. Es muy importante la actitud con la que enfrentes el futuro para superar los problemas, conseguir un mejor empleo o emprender el negocio que tanto esperabas.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.