Préstamos personales, una efectiva solución a los gastos que se vienen

Enviado por Karina Temoche el Vie, 20/02/2015 - 18:35
Conoce todos los tipos de préstamos personales a los que puedes acceder.

Finanzas para dummies - Las vacaciones de verano se están terminando, y con el fin de las mismas es que llegan los gastos en educación que muchos de nosotros debemos de asumir. Entre estos gastos se encuentran el de las matrículas, útiles escolares, pensiones, entre otros. Una forma de pagarlos es a través de un ahorro previo o un financiamiento de los mismos. Si estamos pensando en la segunda opción, inmediatamente se nos viene a la mente la palabra “préstamo”. Entonces, es que nos preguntamos qué tipo de préstamo sería el adecuado, en qué plazo, moneda, etc. El objetivo de este post es responder esas preguntas de forma simple y detallada.

Un préstamo personal sería el adecuado pues es de libre disponibilidad pudiendo ser usado con cualquier fin, cuya cuota se sugiere que no exceda el 40% de su sueldo neto y en la misma moneda. Este préstamo es brindado por casi todas las entidades financieras, pudiéndose pagar en cuotas simples, es decir, 12 cuotas al año; o en cuotas extraordinarias, es decir, 14 cuotas al año (dobles en julio y diciembre por el pago de las gratificaciones). No debemos olvidar que, se pueden realizar prepagos o cancelaciones anticipadas sin penalidad en cualquier entidad financiera. Principalmente, hay tres tipos de préstamos personales: sin garantía, con garantía líquida y con garantía hipotecaria.

1. El préstamo sin garantía va dirigido a personas soliciten un monto medio, usualmente menor a los s/. 100,000 cuyo plazo máximo suele ser de 5 años, que cuenten con un buen historial crediticio y/o sustento de ingresos. Este préstamo es de rápida aprobación y desembolso al no requerir la presentación de muchos documentos. En la mayoría de los casos los ingresos mínimos requeridos oscilan entre s/. 700 y s/. 1000.

2. El préstamo con garantía líquida va dirigido hacia personas que no cuenten con sustento de ingresos y/o sin historial crediticio dejando en garantía depósitos a plazo, fondos mutuos, o certificados bancarios en moneda extranjera (CBME) propios o de un tercero. El monto a prestar suele ser menor al de la garantía, oscilando entre el 60% y 80% de la misma dependiendo de la entidad. Una de las ventajas de este préstamo es obtener un buen historial crediticio y/o bancarización; abriendo las puertas a futuras solicitudes de otro tipo de préstamo o tarjetas de crédito.

. El préstamo con garantía hipotecaria va dirigido hacia personas que soliciten montos superiores a los s/. 100,000 o que deseen alargar el plazo del préstamo hasta un máximo de 10 años, dejando en garantía su inmueble o el de un tercero; y que cuenten con un buen historial y/o sustento de ingresos. Cabe resaltar, que en este tipo de préstamo se pueden solicitar montos entre el 60% y 95% del valor comercial del inmueble de acuerdo a la tasación respectiva. Entre los documentos requeridos por la entidad financiera se encuentran la copia de autovalúo Predio Urbano (PU) y Hoja Resumen (HR) de la propiedad que se dejará como garantía.

En conclusión, existen diferentes tipos de préstamos disponibles de acuerdo a cada perfil y necesidades. Es importante evaluar qué tipo de préstamo es conveniente y en cuál entidad por lo que se recomienda comparar todas las opciones posibles. Finalmente, hay que recordar que la información brindada en este post es general pudiendo variar de acuerdo a la entidad financiera.
-----------
Sigue a Karina en su twitter @karitemocheg

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios