Tu primer crédito: ¿Cómo decidir cuándo utilizarlo?

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 16/11/2018 - 16:20
Si cuentas con una tarjeta de crédito, pero nunca has solicitado un préstamo personal, esto es lo que debes tomar en cuenta para utilizarlo de manera correcta.

A pesar de que los préstamos son uno de los instrumentos de financiamiento más comunes que existen, muchas veces las personas terminan experimentando primero con las tarjetas de crédito. En promedio, la edad en la que los peruanos solicitan un crédito por primera vez es 26 años, pero debido a la tecnología y las diferentes opciones de financiamiento que están apareciendo, esto está cambiando y las edades se reducen.

Lo normal, sin embargo, es que la mayoría inicie con una tarjeta de crédito, ya que muchas entidades suelen contactar a los jóvenes que ingresan al mercado laboral para informarles que les han pre aprobado alguna. Entonces, cuando ya se tiene una tarjeta, se debe tener cuidado para decidir cuándo conviene utilizarla y cuándo es necesario solicitar un préstamo personal, sobre todo si se trata del primero que solicitarás.

El punto clave que debes considerar es que las tasas de interés de los préstamos personales son más cómodas que las tarjetas de crédito, es decir, pagarás menos al financiar tu adquisición en más cuotas. Sin embargo, obtenerlo requiere de una solicitud, mientras que el uso de la tarjeta es una mecánica más directa.

Entonces, ¿cómo decidir? Básicamente, los préstamos personales son ideales cuando realizarás algún gasto mayor que, para ser afrontado, deba ser financiado en varias cuotas, por ejemplo, 10 o 12. En este sentido, utilizar un préstamo saldría más barato que tu tarjeta, no solo porque no agotarías toda tu línea de crédito, sino porque los intereses serían menores.

Aquí, a pesar de que solicitar el préstamo pueda demandar un poco más de tiempo, vale la pena invertirlo, pues es el tipo de financiamiento adecuado para cubrir tus necesidades. Por ejemplo, puede tratarse de un viaje al extranjero, la adquisición de un electrodoméstico de precio elevado, renovación de algún área de tu departamento, etc.

Algo que también debes considerar antes de solicitar tu primer préstamo es que las tasas de interés varían de entidad a entidad. No solo los bancos están disponibles, sino también cajas y financieras. Para encontrar la opción más competitiva, solo tienes que comparar las alternativas en sitios especializados como Comparabien y comprobarás cuál es la
ideal para tu perfil y bolsillo.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.