3 razones por las que tu crédito vehicular debe ser en soles

Actualizado el 20 de Julio 2018
Si estás buscando financiamiento para comprar un carro, solicitarlo en soles trae muchas más ventajas que en moneda extranjera.
3 razones por las que tu crédito vehicular debe ser en soles

Los créditos vehiculares son una de las herramientas que puedes usar para adquirir un auto propio, pero al momento de solicitarlos deberás considerar algunos puntos como el plazo, la cuota inicial que tienes y, sobre todo, la moneda en la que solicitarás el crédito.

Muchas marcas ofrecen en su web los precios de los autos tanto en dólares como en soles y de la misma manera, los créditos también pueden ser solicitados en cualquiera de las monedas. De acuerdo a la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC), el 90% de los créditos vehiculares son otorgados en soles, lo que significa que aún hay quienes dudan entre una moneda y la otra.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Seguros Vehiculares

Mapfre Peru

Mapfre Premium Red Preferente

desde $ 25 mensual

Prima anual: desde $ 304
Cobertura máxima: $ 150,000

Quálitas Seguros

Quálitas Porcentual

desde $ 29 mensual

Prima anual: desde $ 347
Cobertura máxima: $ 180,000

Rimac Seguros

Rimac Plata

desde $ 35 mensual

Prima anual: desde $ 414
Cobertura máxima: $ 100,000

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

De acuerdo a los expertos, un crédito en soles trae para los peruanos más ventajas que la opción en dólares y estas son tres razones para afirmarlo:

1. Tiene mayor estabilidad que la moneda extranjera

La moneda nacional no cambia su valor, mientras que el dólar está sujeto a la tasa de cambio determinada por diferentes factores. Esto quiere decir que tu deuda puede aumentar si la tasa también sube, lo que, tratándose de montos elevados, representa una cantidad considerable.

2. Es la moneda en la que recibes tu sueldo

La mayoría de tus operaciones, por no decir todas, las realizas en soles, por lo que si vas a solicitar un crédito es más que lógico hacerlo en esa misma moneda. No solo recibes tu sueldo, sino también pagas los servicios, compras del supermercado, etc.

3. No tienes que hacer ningún trámite adicional

Si solicitas un crédito en dólares tienes que realizar el cambio cada vez que vayas a pagar tu cuota mensual, lo que definitivamente requiere algo de tiempo adicional y, además, puede representar mayores gastos, dependiendo de la casa de cambio que elijas.

Además de elegir entre una moneda y la otra, también debes escoger entre las diferentes entidades crediticias, ya que cada una cuenta con tasas de interés diferentes, pero también con beneficios como cero cuota inicial, seguro incluido, etc. Para compararlas, utiliza el comparador de créditos vehiculares de Comparabien

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.