4 formas de comprar tu auto nuevo

Actualizado el 15 de Octubre 2015
Si estás decidido a finalizar el año manejando tu carro nuevo, debes leer esto.
4 formas de comprar tu auto nuevo

Por más decididos que estemos a comprar un auto, no debemos hacerlo sin antes informarnos sobre las diferentes formas en las que podríamos financiarlo. A pesar de que en Perú, gran parte de los vehículos se compran al contado, también hay personas que buscan obtener un buen financiamiento. Si este es tu caso, presta atención a las 4 formas que tienes para adquirirlo:

1. Crédito vehicular

Saca un crédito vehicular directamente con un banco, escogiendo el que te ofrezca no solo la tasa más baja si no también beneficios y facilidades que se acomoden a tu situación económica. ¿Tienes una cuota inicial y quieres dedicarte a pagar el resto de manera mensual durante un plazo determinado? Entonces, esta alternativa sí te conviene.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Seguros Vehiculares

Mapfre Peru

Mapfre Premium Red Preferente

desde $ 25 mensual

Prima anual: desde $ 304
Cobertura máxima: $ 150,000

Quálitas Seguros

Quálitas Porcentual

desde $ 29 mensual

Prima anual: desde $ 347
Cobertura máxima: $ 180,000

Rimac Seguros

Rimac Plata

desde $ 35 mensual

Prima anual: desde $ 414
Cobertura máxima: $ 100,000

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

2. Compra inteligente

Es un mecanismo que te permite comprar el auto y pagar cuotas por dos o tres años, luego de las cuales podrás cancelar el valor restante (refinanciándolo o al contado) o entregar el auto en parte de pago para iniciar el proceso nuevamente con otro auto. ¿Te suena atractivo cambiar de auto cada tres años? Si es así, entonces esta es tu opción.

3. Fondos colectivos

Se te otorga un certificado por el precio del auto que deseas que deberás pagar mensualmente, sin intereses, una vez que termines de cancelarlo, podrás llevarte el auto. También está la posibilidad de que te lleves el vehículo en alguna de las reuniones mensuales que se organizan, ya sea por sorteo o por remate (ofrecer una cuota alta). Si te llama esta opción, compara todas las opciones y elige la que tenga mejores condiciones para ti.

4. A través del concesionario

Es también un crédito pero varía un poco porque es gestionado por el mismo concesionario junto al banco con el que ellos trabajan. Son varias las opciones para un solo fin: Que te vayas a casa manejando tu auto propio. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.