4 responsabilidades que adquieres al tener un auto

Actualizado el 8 de Julio 2016
Comprar un carro nuevo no solo implica que ya tienes cómo transportarte a la hora que desees y al lugar donde desees, también trae consigo una serie de responsabilidades
4 responsabilidades que adquieres al tener un auto

Por fin pudiste comprar el auto que deseabas y estás más que contento. No puedes esperar para lucirlo frente a tus amigos o familiares y ofrecerte a llevarlos a donde deseen.

Pero, ¿eres consciente de que al adquirir un auto, también vienen consigo algunos deberes? Podemos llamarlos deberes de conductor o propietario, pero es importante que los conozcas para que cuides como debe ser de tu auto y de las personas.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Seguros Vehiculares

Mapfre Peru

Mapfre Premium Red Preferente

desde $ 25 mensual

Prima anual: desde $ 304
Cobertura máxima: $ 150,000

Quálitas Seguros

Quálitas Porcentual

desde $ 29 mensual

Prima anual: desde $ 347
Cobertura máxima: $ 180,000

Rimac Seguros

Rimac Plata

desde $ 35 mensual

Prima anual: desde $ 414
Cobertura máxima: $ 100,000

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

1. Con tu familia

Un auto también trae posibilidades de sufrir un accidente y eso preocupa a muchas familias, por lo que debes saber que tu deber es ser un buen conductor y evitar –en lo que respecta a tu forma de conducir- cometer imprudencias que puedan lastimar a otros o a ti mismo.

2. Con tus pasajeros

Llevar a una persona en tu auto es una gran responsabilidad. Tu deber es no ser un conductor distraído y enfocarte en el camino y no en la persona o personas que te están acompañando. En otras palabras: llevarlos a su destino, sanos y salvos.

3. Con los peatones

No cometer infracciones que puedan lastimar a otras personas, respetar los cruces peatonales, las luces, entre otras señales. Y si sucediera algo malo, asistir a los afectados. Darse a la fuga no es algo bueno y muestra que no eres responsable.

4. Con tu auto

También adquieres una responsabilidad con tu auto. Comprarlo solo para no ocuparte nunca más de él es una total pérdida. Eres responsable de hacerle los controles necesarios, mantenimientos, limpieza y simplemente, darle un buen manejo.

Recuerda que comprar un auto es una gran decisión y responsabilidad, pero por supuesto que trae muchas recompensas. Si estás a punto de adquirir el tuyo, tómate un tiempo para comparar los créditos antes de elegir, así ahorrarás la mayor cantidad posible en intereses. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.